¿Ataque de sicarios o robo de moto en El Campestre?

11 de julio de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Él hacía caso. Era un niño educado, colaborador. Tenía sueños, muchas metas. No sé qué pasó. No he tenido tiempo de indagar. Desde que me avisaron que lo mataron, estoy haciendo las diligencias para reclamarlo”.

Mientras se esfuerza por pronunciar cada una de esas palabras, los ojos de Dolores Puertas se llenan de lágrimas y no es difícil notar el nudo que se forma en su garganta. El sufrimiento que está en su interior es más grande cuando recuerda una y otra vez las veces que su único hijo varón le promete sacarla adelante con sus estudios y trabajo.

Las promesas que Dilan Andrés Marimón Puertas le hace en más de una ocasión ella las recuerda por siempre, con nostalgia.

Dolores no comprende por qué a Dilan lo asesinan a balazos en el barrio El Campestre, en la noche del martes, y la idea de que nunca encuentren a los responsables de su desgracia, la lastiman aún más.

Lo van a buscar

Dolores cuenta que pasadas las 8 de la noche del martes, un hombre llega en moto a la casa de Dilan, en la calle La Virgencita, en el barrio El Reposo, y lo convida a salir. Él acepta y sube a una moto que no es suya, pero que usa para rebuscarse como mototaxista y así ahorrar dinero para cumplir algunos proyectos de vida. Antes de marcharse, se despide de una hermana y una tía. “Le dijo: ‘tía ya vengo’, y se fue sin decir a dónde”, relata Dolores, afligida.

Después de eso, nadie en su residencia sabe de su paradero hasta que la Policía llega preguntando si él vive allí. En ese momento, la vida de Dolores y sus otras dos hijas cambia.

Sin identificar

El reloj marca las 10 de la noche cuando los uniformados hacen presencia en la calle La Virgencita. La primera en atenderlos es una de las hermanas de Dilan y confirma que esa es su casa. Luego, los patrulleros le dicen que lo acaban de matar.

“La moto en la que iba, una Bóxer nueva, no aparece. Se la robaron y no tenía sus papeles. Su supuesto amigo, que nosotros sabemos quién es, no da razón de lo que ocurrió. Él solamente dice que lo dejó en una bomba y que después de eso no supo más de Dilan, pero él también fue avisar lo que había pasado”, relata la madre de la víctima.

Según ella, los policías dan con su casa porque el fallecido “siempre se estacionaba cerca de un ARA en El Campestre y lo reconocieron”. Sin embargo, el cuerpo es ingresado a la morgue de Medicina Legal, en Zaragocilla, como NN. Ayer, en la mañana, ella llega al Instituto Forense y lo reconoce.

La primera versión deja entrever que el crimen sería por sicariato, pero su mamá y algunos conocidos de la víctima no descartan la posibilidad de que lo hayan asesinado para atracarlo.

Sus sueños
Dilan Marimón iba a hacer ayer el último examen para prestar el servicio militar. Su mamá Dolores cuenta que él soñaba con entrar a la Policía y ayudarla económicamente. “Me decía que iba a comprar a una casa, que me sacaría adelante. Ay, mi único hijo varón”, recuerda la mujer. Dilan era el mayor de tres hermanos y se graduó de bachiller el año pasado en diciembre e hizo un curso de logística portuaria.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS