Sucesos


Autoridades, sin pistas del crimen de guardia del Inpec

EL UNIVERSAL

21 de abril de 2011 12:01 AM

Las autoridades no tienen ninguna pista del crimen del guardián del Inpec, William Sánchez Pérez, asesinado en la noche del martes cerca del terminal de transportes de Montería.
Sus familiares indicaron que este no había recibido amenazas pero no descartan que el hecho tenga su origen en la actividad como guardián de la cárcel Las Mercedes de Montería, actividad que desempeñaba desde hace 18 años.
Tenía 38 años de edad y era soltero y buena parte de su vida la había dedicado al trabajo con el Inpec donde según sus compañeros se destacó por su competencia y lealtad con la institución.
El funcionario del Inpec había prestado su servicio de manera normal. A las 6:30 de la tarde abandonó el penal y se dirigía a su casa a bordo de una motocicleta de su propiedad cuando fue interceptado por dos sicarios que se movilizaban también en una moto.
Los hombres lo abordaron justo cuando pretendía cruzar la calle hacia Villa Sorrento. Le dispararon en varias oportunidades y lo dejaron sin vida.
Cerca del lugar de los hechos se encontraba un policía de tránsito y de inmediato inició una persecución por la vía que conduce al corregimiento del Sabanal. A pocas cuadras la moto del uniformado sufrió un daño mecánico, oportunidad que aprovecharon los sicarios para escapar.

También a un hermano
Los familiares del guardián no resisten el dolor que les produce haber perdido a dos hermanos de la misma manera.
Hace dos años, justo un 18 de abril,  en el barrio La Granja de Montería fue asesinado otro de ellos, Asdrúbal Sánchez Pérez, cuando estaba lavando una moto en la puerta de su casa.
En ese momento varios allegados indicaron que seguramente obedecía a retaliaciones por parte de algunos internos del penal por no hacerles concesiones especiales que le habían solicitado.