Sucesos


Bacrim: ¿‘Plan pistola’ a policías?

EL UNIVERSAL

10 de enero de 2012 12:01 AM

En las filas de la Policía acantonada en el departamento de Antioquia y sus límites con Córdoba, comenzó a rondar la versión que contra sus integrantes se habría activado un ‘plan pistola’, decretado por la bacrim ‘los urabeños’, que los últimos días ocupó a las autoridades nacionales por cuenta del ‘paro armado’ que afectó a seis departamentos de Colombia, de estos tres en el Caribe: Córdoba, Sucre y Magdalena.
Según las primeras versiones, la declaratoria de guerra contra la Policía Nacional y sus miembros, principalmente en Antioquia, tendría su origen en el contundente golpe sufrido por esa banda emergente con la muerte de Juan De Dios Úsuga, alias ‘Giovanni’, o ‘Guerrillero’, uno de sus máximos cabecillas, heredero de la organización criminal creada por el narcoparamilitar Daniel Rendón Herrera, alias ‘don Mario’.
Además de esta sensible baja en el organigrama de ‘los urabeños’, también incide las numerosas capturas de sus delincuentes, después del desafío que lanzaron al Estado intimidando a comerciantes, transportadores y población civil.
Según trascendió en la prensa, la organización criminal dedicada al narcotráfico pagaría hasta dos millones de pesos por cada oficial asesinado. Con esta hipótesis volvieron a recordarse los tiempos del narcoterrorismo de finales de los ochentas y comienzos de los noventas, cuando el hoy extinto Pablo Escobar declaró la guerra en forma similar, en las que pagaba un millón de pesos por cada agente de policía muerto.

No caer en la trampa Una vez conocida esta posible amenaza, la cual habría surgido a través de mensajes de texto vía teléfono celular, el comandante de la Regional 6 de Policía, General José David Guzmán, las desestimó. Sin embargo dijo que no es la primera vez que se conocen este tipo de amenazas contra la institución.
En declaraciones a la prensa nacional, el general Guzmán aseguró que "no creo que quieran librar una lucha directa contra el Estado, como lo hizo el extinto capo Pablo Escobar".
El mismo tono utilizó el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, quien pidió multiplicar la versión. “Es muy fácil que cualquiera diga ese tipo de cosas, eso se repite. (…;) No es cierta, pero hace un daño. No caigamos en esa trampa", declaró el Gobernador antioqueño, quien desde Montería también desestimó la propuesta del expresidente Álvaro Uribe de bombardear los campamentos de las bacrim.
No obstante la posición del general Guzmán y del Gobernador Fajardo, fueron movilizados unos doscientos policías hacia el Golfo de Urabá, nicho de estas organizaciones delincuenciales que se disputan el control del negocio del narcotráfico.
Es de anotar que el año pasado, en esa región y en el departamento de Córdoba, varios policías de origen cordobés cayeron asesinados en distintos hechos. Varios de ellos en operativos contra las bacrim.