Cae condena por desaparición contra Eduardo De la Ossa

15 de diciembre de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Esta decisión se tomó basándose en el hecho de que Eduardo De la Ossa Acosta no escondió con vida a la víctima y que lo que hizo fue ocultar evidencia. Sin piso quedó en la mañana de ayer el fallo que en primera instancia se había proferido en contra de Eduardo De la Ossa Acosta, asesino confeso de la joven abogada Lía Patricia Nasser Gaviria, por desaparición forzada.
La Sala Penal del Tribunal Superior de la ciudad de Sincelejo, consideró que ninguna persona puede ser condenada dos veces por el mismo crimen y que De la Ossa no incurrió en el mencionado delito.
Esta decisión se tomó basándose en el hecho de que Eduardo De la Ossa Acosta no escondió con vida a la víctima y que lo que hizo fue ocultar evidencia que condujera al hallazgo del cadáver de la abogada sincelejana.
De la Ossa había sido condenado por el Juzgado Único Especializado de Sincelejo, que lo vio culpable del delito de desaparición forzosa, pero su defensa apeló y en la mañana de ayer en segunda instancia fue absuelto.
De la Ossa Acosta, ya está pagando una condena de 27 años y 6 meses por el delito de homicidio agravado, castigo impuesto por el Juzgado Primero Penal del Circuito de Sincelejo en el mes del septiembre de 2009.
En su momento, esta condena contra el compañero de estudios de la víctima, había sido apelada por la defensa, pero quedó posteriormente en firme el 16 de octubre de ese mismo año, castigándose uno crímenes más sonados en la historia del país.
El 29 de mayo de 2009, Eduardo De la Ossa Acosta, aprovechando la confianza que le tenía Lía Patricia Nasser Gaviria, llevó a esta hasta su casa, en donde la asesinó, sacando luego su cuerpo en un balde para enterrarlo en un lote cerca de la residencia de la abogada.



 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS