Sucesos


Caño Caimán: cuatro vidas que se apagaron bajo la lluvia

Jorge Pérez se bañaba en el aguacero del viernes en el sector Ricaurte de Olaya Herrera, se lanzó al canal y se ahogó. En 2020 y 2019 ocurrieron casos similares.

LORNA ARAGÓN BABILONIA

18 de abril de 2021 12:00 AM

La primera lluvia torrencial que cayó en Cartagena este año terminó en tragedia en el sector Ricaurte del barrio Olaya Herrera.

Jorge Luis Pérez Olaves se bañaba con varios amigos bajo el aguacero que caía en la ciudad cuando lo peor pasó: la corriente del caño Caimán se lo llevó y lo devolvió sin vida.

Su padre contó los angustiosos momentos que vivieron mientras Jorge Luis no aparecía. “Él estaba bañándose en la lluvia con sus amigos cuando se lanzó, una vez entró al caño no lo volvimos a ver”, dijo. Eran alrededor de las 3:30 de la tarde cuando un amigo lo encontró en muy mal estado: “él se metió al caño y siguió buscándolo, ya el resto estábamos desesperados, teníamos una hora de estar en esas”.

Entre familiares, amigos y conocidos unieron fuerzas para que, en medio del fuerte aguacero, el cuerpo no se alejara de la zona. “Lo encontraron como un kilometro abajo, no estaba tan alejado”, sostuvo el padre de Jorge, quien confirmó que aunque llamaron a los bomberos para que atendieran la emergencia, nunca llegaron, y que la Policía sí acompañó en el rescate.

Fue la comunidad quien ayudó, buscó y encontró al joven, de 20 años, quien vivía en el mismo barrio en casa de su abuela, y que dentro de poco iba a empezar a trabajar con su padre como albañil.

Clamor

La muerte de Jorge Luis se suma a las tantas otras que han ocurrido en el caño Caimán de Ricaurte, en los últimos años. Javier Herrera, presidente de la Junta de Acción Comunal del sector, sostuvo que “son muchas las familias damnificadas siempre que llueve, la comunidad está vulnerable”.

“Necesitamos que realicen limpieza al caño con maquinaria, que las autoridades entreguen lugares de recreación para niños y jóvenes del sector porque no tienen”, exigió; pero también hizo un llamado a los residentes a no empeorar las condiciones del canal. Los invitó a no tirar basura para no agravar la situación que tiene ya mucho tiempo y pocas soluciones.

En el mismo lugar

Jimmy Puerta Collazo y su esposa Diana Salcedo Tapias fallecieron en circunstancias similares a la de Jorge, en noviembre del año pasado. La pareja de esposos cayó a un canal de aguas pluviales que pasa por el barrio San Pedro durante un aguacero.

Iban en moto a su casa, en San José de Los Campanos cuando la corriente los atrapó y fueron arrastrados con todo y vehículo cerca de un puente que está por la bomba El Amparo, sector conocido como El Rubí.

A pesar de que curiosos les lanzaron cuerdas y todo lo que tuvieron a su alcance para tratar de ayudarlos, la fuerza del agua impidió el rescate. Los cuerpos recorrieron varios barrios y terminaron en el caño Caimán, en Olaya Herrera, cerca al lugar donde encontraron a Jorge Luis.

En 2019, el cuerpo de un pescador fue hallado en el mismo canal pluvial. Pedro Sierra Reyes había salido de su casa a buscar el sustento para su familia cuando desapareció. Luego fue encontrado sin vida en el Caimán.

Más casos

Blas Jesús Cueto Cantillo y Ronald Adolfo Martínez Antequera murieron en el 2018, en el barrio Camilo Torres, al ser arrastrados por un arroyo que pasa por una calle-canal. La corriente se llevó el camión en que se transportaban, y cuando los rescataron ya no tenían signos vitales.

Como estas, hay muchas más dramáticas y tristes historias de personas que mueren en canales o caños de la ciudad y que se crecen en épocas de lluvia, convirtiéndose en un peligro para los habitantes que residen o pasan cerca a ellos. Recuerde, jugar en estos lugares es todo un riesgo.

Recomendación

La Policía Metropolitana entrega recomendaciones para evitar tragedias como la de Jorge Luis.

-No arrojar basusas a los canales pluviales y alcantarillados.

-Bajar la velocidad al manejar, evitando perder el control de su moto o vehículo al caer en rejillas o tapas del sistema de alcantarillado colapsadas.

-En cercanías a zonas donde el nivel de los canales se desborde a la vía, mantenga su atención y por ningún motivo coloque su vida en riesgo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS