Sucesos


Cartagena se cansó de la muerte de sus jóvenes ¡Ni uno más!

EL UNIVERSAL

10 de diciembre de 2017 12:47 PM

La muerte de Sergio Naranjo, Juan Camilo Martínez y Fabio Julio Teherán colmó la paciencia de los jóvenes cartageneros. Los tres murieron en los últimos días a causa de hechos violentos ocasionados por la intolerancia.

Por eso, un grupo de jóvenes se tomó la Plaza de la Paz con el fin de rechazar la violencia que está acabando con la juventud de la ciudad y exigir justicia a las autoridades.

‘Ni un joven más!, ¡Ni una mujer violentada más!, son las consignas de los que acudieron a la marcha que se realizó desde las 9:00 de la mañana de hoy domingo 10 de diciembre.

La racha de asesinatos por hechos de intolerancia en las últimas semanas empezó con el brutal ataque a Sergio Naranjo, un estudiante de 20 años, que fue agredido por dos sujetos mientras reclamaba su motocicleta. Naranjo batalló varios días contra la muerte en un hospital, pero su lucha se terminó el 1 de diciembre con su fallecimiento.

El 7 de diciembre, Juan Camilo Martínez corrió una suerte similar. Tenía 19 años y se preparaba para graduarse como bachiller. Pero una puñalada que le propinó un compañero de colegio acabó con sus aspiraciones y con su vida.

La tragedia de los jóvenes continuó en la madrugada del día siguiente. La nueva víctima fue Fabio Julio Teherán, un estudiante de comunicación social de la Universidad de Cartagena, que recibió una puñalada mortal en una de sus piernas mientras, según testigos, observaba una pelea a las afuera de una discoteca en el barrio Las Gaviotas. 

Los tres casos, sumados a otros hechos violentos en el pasado, rebosó la tasa de la indignación de líderes juveniles, que alertan sobre la inseguridad latente que se percibe en la ciudad.

“Estamos haciendo un acompañamiento a las familias de Sergio, de Camilo, de Fabio, de todos estos jóvenes que fueron asesinados en actos violentos. Le estamos diciendo a la ciudadanía que despierte, que la violencia no es el camino, que la solución de los conflictos no puede seguir siendo a través de la violencia”, dice Paola Pianeta, líder y defensora de derechos humanos en Cartagena.

“Nosotros necesitamos que las autoridades nos garanticen el derecho más importante que tenemos los seres humanos que es el derecho a la vida. Las autoridades deben actuar frente a los actos violentos, frente a la inseguridad que se vive en la ciudad”, añade.

[bitsontherun 06s4kszW]

  NOTICIAS RECOMENDADAS