Caso Blas de Lezo: “Las columnas no cumplían con los requisitos”

09 de junio de 2017 09:30 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La justicia está en proceso y hoy se conocerá la suerte de Wilfran Quiroz Ruiz, Luis David Quiroz Camelo y Luis Fernando Agresor Moreno. Se trata de las tres personas que el miércoles fueron capturadas por su presunta responsabilidad en el desplome del edificio Portales de Blas de Lezo II, que dejó 21 muertos y 22 heridos, ocurrido el 27 de abril pasado.

Ayer, los tres procesados fueron llevados al Centro de Servicios Judiciales, en la plaza Benkos Biohó, en el Centro. En la mañana se realizó la audiencia de control posterior de registro y allanamientos. En esta, una juez de garantías legalizó los allanamientos realizados para capturar a Luis Agresor, quien estaba en su casa cuando lo atraparon, en el sector María Cano del barrio La Consolata. Así mismo, el allanamiento en una finca en Calamar en la que estaba Wilfran Quiroz Ruiz, quien luego fue capturado en vía pública, en Carreto (San Juan Nepomuceno). La diligencia duró un par de horas.

Las revelaciones

A las 3 de la tarde llegó la hora esperada: comenzaron las audiencias concentradas.

En el lugar estaban unos pocos familiares de las víctimas del desplome. También parientes de los Quiroz y de Agresor. A Wilfran y a su hijo siempre se le notó tranquilos, y algunas veces hasta sonrientes.

Tres fiscales representaban al ente acusador, y tienen a su cargo la investigación. La Fiscalía pidió a la jueza novena penal de garantías que legalizara las capturas de los procesados por los delitos de urbanización ilegal y falsedad en documento público, atendiendo las órdenes de captura avaladas por el Juez Cuarto Penal de Garantías.

Sin embargo, el abogado defensor de Wilfran Quiroz, Juan Royero, señaló a la jueza novena que las capturas fueran decretadas ilegales porque su cliente siempre ha estado dispuesto a comparecer. Lo mismo hicieron los abogados de Luis David y Luis Agresor. Pese a ello, la togada acogió lo que argumentó el juez cuarto para emitir las órdenes de captura e indicó que se le habían respetado los derechos a los tres procesados. Por ello, legalizó las capturas, a las 5:37 de la tarde.

Luego, se realizó la audiencia de imputación de cargos. La Fiscalía indicó los motivos por los que se habría caído el edificio. Señaló que estudios realizados por un ingeniero de la Universidad de Cartagena muestran que no se habrían utilizado la cantidad de materiales requeridos y que las mezclas no daban la consistencia necesaria para la edificación.

“De cada ocho varillas que necesitaban para un trabajo, solo utilizaban tres”, dijo una de las tres fiscales que manejan el caso, refiriéndose al estudio de la Universidad de Cartagena.

Además, la Fiscalía señaló que, de acuerdo con la consulta a tres curadores locales, se había demostrado que la valla que tenían en el edificio donde certificaban el permiso de construcción, era falsa, por lo que se constituiría el delito de uso de documento público falso, que tiene una pena de entre 4 y 12 años de prisión.

La Fiscalía también descubrió que las construcciones de los edificios Portal de Caracoles I, Portal de Caracoles II, Portal de Blas de Lezo I y Portales de Blas de Lezo II se habían hecho con licencias falsas, lo que constituía el delito de urbanización ilegal.

En cuanto a los delitos de homicidio culposo y lesiones culposas, mencionados en esa segunda audiencia preliminar, la Fiscalía expresó que se configuraban por los casos de las 21 muertes y 22 heridos tras el desplome del edificio, ya que este estaba a cargo Wilfran Quiroz y donde su hijo habría actuado como arquitecto. Además, Luis agresor fungió como maestro de obras.

Una urbanización ilegal

Dijo la Fiscalía que el edificio Portales de Blas de Lezo II tenía seis pisos construidos y el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), señala que en esa zona se pueden construir edificios de hasta cuatro pisos (lugar de residencia Tipo B). Lo que quiere decir que construyeron dos pisos más de lo permitido.

La Fiscalía aseveró que el Portal de Blas de Lezo II era una construcción ilegal, dejando ver que el desplome ocurrió por la falta de materiales necesarios. “No se acogieron a las normas urbanísticas del momento, lo que indica que es una urbanización ilegal”, expresó una de las fiscales en la diligencia.

“No se utilizaron las mezclas adecuadas. Mala la calidad del hormigón. El concreto era pobre para una estructura de seis niveles. Es impresionante que en solo cinco meses se haya construido una edificación de seis pisos. Las columnas no cumplían con los requisitos de licencia de construcción”, fueron algunos de los apartes que se leyeron en la audiencia del informe que entregó un ingeniero de la Universidad de Cartagena, al hacer el estudio de los materiales de la edificación.

La Fiscalía pidió a la jueza novena de garantías que a los tres procesados les imputaran los delitos de Urbanización ilegal, uso de documento falso, homicidio culposo y lesiones culposas. Además de esos delitos, a Wilfran también le imputarían el de estafa agravada. La audiencia de imputación de cargos se suspendió anoche y se retomará hoy a las 2 p. m.

Ayer se esperaba que los abogados de los procesados rebatieran los argumentos de la Fiscalía y que la juez decidiera qué delitos imputaría.

De 12 años es la pena máxima y la mínima 4, a quien sea hallado culpable del delito de urbanización ilegal. Este es uno de los delitos por los que son procesados Luis Agresor, Wilfran y su hijo Luis David.

La Fiscalía pidió que a Wilfran le imputaran los delitos de urbanización ilegal, estafa agravada, homicidio culposo, lesiones culposas y falsedad de documento público.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS