Cayó presunto implicado en crimen de comerciante de ropa

22 de enero de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En la Zona Franca La Candelaria, en el sector industrial de Mamonal, la Policía capturó a Moisés Salgado Cáceres, de 31 años, uno de los presuntos implicados en participar en el asesinato del comerciante de ropa Julio César Pérez Moreno, ocurrido el pasado 1 de enero, a las 3 de la madrugada, en el barrio 13 de Junio.

Según el Comando de la Metropolitana, Salgado Cáceres fue aprehendido con base en la orden judicial No. 004, expedida por el Juez 18 Penal Municipal con funciones de Control de Garantías.

La muerte de Pérez Moreno ha causado conmoción en la ciudad y sus consecuencias han provocado polémica e indignación entre sus familiares y allegados por la suerte que han corrido los tres hombres que supuestamente estarían implicados en el asesinato.

Las investigaciones oficiales indican que el comerciante, de 40 años, fue baleado presuntamente por el médico Arley Salgado Reyes, quien en esos momentos estaría acompañado de dos familiares.

El mismo día del crimen, el presunto homicida fue capturado en su casa, en el barrio Las Gaviotas, pero días después, en medio de la audiencia preliminar, un juez de Control de Garantías decidió enviarlo a su casa, alegando que el médico ortopedista no era un peligro para la sociedad. Esa medida indignó a todos los dolientes de Julio César.

Hay justicia

Tras la decisión del juez, los allegados y parientes del comerciante realizaron una marcha el 15 de enero para exigir justicia. La marcha arrancó en el Castillo de San Felipe y llegó al complejo judicial en la Plaza Benkos Biohó, en el Centro. Con pancartas y gritando arengas, familiares y amigos de Julio César exigieron justicia y rechazaron la impunidad.

“Nosotros creemos que la Fiscalía no está haciendo lo que debe, no está haciendo su trabajo, porque hasta la fecha no hay una sola orden de captura en contra de los otros dos tipos que mataron a Julio César”, dijo ese día en entrevista con este medio uno de los parientes del difunto.

La Policía, en un operativo realizado el lunes, capturó a Moisés Salgado y dice que sigue con las investigaciones.

El crimen

El 1 de enero, a eso de las 3 a. m., llegaron al barrio 13 de Junio tres personas en una camioneta de placas BPU-255, de la cual bajó inicialmente un primo de Arley Salgado, es decir Moisés Salgado Cáceres, para hablar con la exmujer del médico.

Dicha conversación se tornó violenta, de acuerdo con el relato de los parientes de Pérez, al punto de que el hoy difunto se dio cuenta y quiso convencer a Moisés -quien supuestamente insultaba a la excompañera de Arley- para que se fuera y dejara todo quieto.

“No, yo no me voy porque no vine a hablar contigo sino con ella”. Esas habrían sido las palabras que “encendieron todo”, pues enseguida se fueron a los golpes.

En ese momento, los otros dos que estaban en la camioneta, es decir Arley y un tío, bajaron y presuntamente abrieron fuego en contra de Julio César. El comerciante recibió varios balazos que acabaron con su vida casi al instante.

Desde ese día empezó la lucha de los dolientes para que el crimen de Julio César no quede en la impunidad.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS