Cinco homicidios en 12 horas

26 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En cuestión de minutos, las cinco calles del sector El Pueblito, en Boston, se llenaron de policías. En motos, carros, camionetas y camiones, unos 100 agentes de civil y uniformados perseguían a alias “El Morcilla”, sindicado de ser el presunto asesino del comerciante Hower Méndez Arrieta, la última de las cinco víctimas que dejó una racha criminal en menos de 12 horas en igual número de barrios de la ciudad. “ El Morcilla” fue visto cruzar la Avenida Pedro Romero a las 10 de la mañana en una moto Yamaha “Biwis”, de color azul, la misma que utilizó para acabar con la vida de Méndez Arrieta horas antes en Chiquinquirá. El sospechoso se internó a toda velocidad por una estrecha calle de Boston y se escondió en una vivienda que colinda con la Vía Perimetral. Para ese entonces, a “El Morcilla” ya no lo perseguía la patrulla que lo enfrentó a bala en la Pedro Romero. La Fuerza Disponible, la Sijín y personal de vigilancia se unieron a la búsqueda. La orden del Comando era darle captura para contrarrestar los cinco asesinatos que convirtieron el fin de semana en uno de los más trágicos del año. La bienvenida para los policías en El Pueblito no fue la mejor y la persecución calle por calle terminó en disturbios que dejaron siete capturados, tres motos inmovilizadas y un policía lesionado con arma contundente. Cada parte maneja su versión. La comunidad dice que los policías llegaron a Boston disparando a todos lados, sin medir que en la calle había niños y mujeres. “Nosotros no tenemos la culpa que ese bandido se haya venido a esconder acá. En una casa fueron a buscarlo y partieron el techo. Al final, se llevaron a los que no tienen que ver con el muerto”, dice un vocero de sus vecinos. Según la Policía, una turba atacó con piedras a las patrullas apenas éstas llegaron a Boston. La reacción de los uniformados fue conducir a la estación más cercano a los más revoltosos. De los siete capturados, sólo uno quedó privado de libertad. Debe responder por qué le hallaron una moto con documentos alterados. De las tres motos inmovilizadas, una sería la de “El Morcilla”. El presunto asesino sigue huyendo. Estela de sangre y dolor Méndez Arrieta, de 33 años y residente en el barrio República de Venezuela, fue la última de la racha criminal que comenzó el sábado, a la 1:30 de la tarde. El comerciante departía en una fiesta familiar en Chiquinquirá, a las 4 a.m. de ayer, cuando, según testigos, llegó “El Morcilla” y le disparó por la espalda. Méndez Arrieta recibió un balazo en el rostro y tres en la espalda. Murió mientras lo trasladaban al CAP de Olaya Herrera. En el ataque fue herido uno de los acompañantes de la víctima. Familiares de Hower desconocen el motivo que lo llevó a la muerte, aunque dejaron entrever que por la forma como ocurrió el homicidio se habría tratado de un problema personal entre el comerciante y alias “El Morcilla”, a quien identificaron como Luis Enrique Gómez y residente en Camino del Medio. Dos horas antes, y en un aparente caso de crimen pasional, fue baleado el albañil Wilmer Enrique Gutiérrez Petro, de 30 años y residente en el barrio Nelson Mandela, sector Las Vegas. La víctima regresaba a su casa cuando lo interceptaron y le dispararon tres veces. Falleció al llegar a la Clínica San Juan de Dios. La Policía confirmó que el presunto asesino de Gutiérrez Petro fue capturado al mediodía en jurisdicción del municipio de Marialabaja. Venganzas y atraco Los otros tres homicidios ocurrieron entre las 2 de la tarde del sábado y 12:30 de la madrugada de ayer. Dos de las víctimas fueron asesinadas por venganzas y la otra en atraco. La muerte de Iván Cruz Agámez Pastrana ha causado conmoción en Vista Hermosa (Ver en otra nota). Por el crimen de José Cassiani Cassiani, de 31 años, que ocurrió en el Centro, a la 1:30 p.m. del sábado, la Policía reportó ayer la captura de Camilo Andrés González Jiménez, alias “El Mico”, de 24 años y oriundo de Medellín. Según las autoridades, “El Mico” acuchilló a José Cassiani en una riña que sucedió en el sector de La Matuna. La víctima residía en Daniel Lemaitre. Por venganzas también habría sido asesinado, ayer a la 1:30 de la madrugada, Carlos Pérez Lara, de 20 años, de ocupación albañil y residente en el barrio Olaya Herrera, sector La Magdalena, calle El Tornillo. Sus familiares dicen que a Pérez Lara lo acuchillaron en la espalda y le causaron otra herida en la cabeza con arma de fuego cuatro pandilleros del sector Playa Blanca. Su “pecado”, aseguran, fue cruzar un territorio “prohibido. Lo insólito, según sus allegados, es que Carlos se levantó de su cama para encontrar la muerte. Dormía en su cuarto, luego de tomar con sus amigos, cuando se le dio por salir a escondidas. Se “voló” el patio para ganar la calle. Apenas cruzó de La Magdalena a Playa Blanca, lo emboscaron cuatro pandilleros y lo asesinaron. El crimen, dicen en La Magdalena, sería en represalia por la muerte de un residente de Playa Blanca hace unas semanas. El enfrentamiento entre pandillas en esa zona ha llegado a tal extremo que una mujer fue violada hace 8 días por denunciar las atrocidades que ven a diario.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS