Sucesos


Cinco niños murieron en un incendio en zona rural de Tierralta, sur de Córdoba

NIDIA SERRANO M.

25 de agosto de 2018 10:22 AM

Cinco menores de edad de la familia Pacheco Marmolejo murieron al incendiarse la vivienda en la cual se encontraban, en el corregimiento de Crucito, zona rural del municipio de Tierralta, al sur del departamento de Córdoba.

La información fue confirmada por el alcalde de la localidad, Fabio Otero, quien señaló que en el hecho, ocurrido en las horas de la madrugada de este sábado, murieron un bebé de ocho meses de edad, un niño de un año, de tres, siete y nueve, quienes estaban solos al interior del humilde hogar.

Aún no se ha hecho un pronunciamiento oficial en torno a la causa del incendio, pero de manera preliminar se estableció que pudo ser ocasionado al caer una veladora que la madre de los menores había dejado encendida al interior de la vivienda.

Algunos moradores de la zona indicaron que la mujer salió a dar una vuelta a la plaza del pueblo y dejó a los menores dormidos. Solo se enteró del hecho cuando le fueron a avisar lo que estaba ocurriendo.

Crucito está ubicado en una zona de difícil acceso, en las estribaciones del Nudo del Paramillo, y por ello la llegada de las autoridades competentes no ha sido tan rápido como se esperaba. Los cadáveres de los niños aún permanecen en el lugar y en las próximas horas serán trasladados a Medicina Legal de Tierralta para adelantar los procedimientos de rigor. Para tal fin, el Ejército prestará las lanchas para que viaje la comisión, toda vez que la única forma de acceder al lugar es a través del río Sinú.

Ante el hecho, que ha causado consternación en el municipio, el alcalde de la localidad decretó tres días de duelo, tiempo en el cual las instituciones educativas no tendrán clases y se izará la bandera a media asta.

El mandatario también señaló que brindarán toda la ayuda sicosocial necesaria a la familia de los menores fallecidos y que se dispone un plan especial de atención para las personas que resultaron lesionadas en el intento desesperado de salvar la vida de los niños.