Sucesos


Condenan a 14 años de cárcel a dos mujeres en Magangué por proxenetismo

EL UNIVERSAL

17 de abril de 2013 04:21 PM

El Juzgado Primero Penal del Circuito de Magangué condenó a 14 años de prisión a Ana Milena Tovar Palomino y Yarlis María Álvarez Arias por el delito de proxenetismo con menor de edad.
Según la sentencia se comprobó que las procesadas lesionaron la libertad sexual de la víctima, menor de edad, al “promover el comercio carnal, facilitando que otras personas tuvieran actividad sexual con la adolescente a cambio de dinero”. Agrega la misma que se puso en juego la dignidad de la adolescente y sus posibilidades de crecer como un ser humano pleno.
Se demostró además que las procesadas entrenaron en el consumo de sustancias psicoactivas a la menor víctima, para luego someterla a distintos encuentros sexuales en estado de inconsciencia.
Se ordenó que las acusadas permanezcan privadas de su libertad en el Establecimiento Penitenciario y Carcelario (EPC) de Sincelejo, hasta que el Inpec defina el establecimiento donde deberán purgar la pena impuesta de 14 años.
La explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes es un delito que afecta la dignidad humana, es una vulneración los derechos de la niñez y adolescencia y afecta a la familia y a la sociedad en general. Según la Declaración de Estocolmo adoptada en el Congreso Mundial contra este delito, la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes es también considerada como una forma de esclavitud contemporánea.
Este nuevo logro en la lucha de las autoridades contra la explotación sexual comercial fue posible gracias a la articulación de instituciones encargadas de velar por la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes como el ICBF, Fiscalía General de la Nación, Policía de Infancia y Adolescencia, organizaciones civiles, entre otros.