Sucesos


Condenan a 7 exmilitares por “falso positivo”

REDACCIÓN SUCESOS

22 de noviembre de 2012 12:01 AM

Más de cinco años después que ultimaron a balazos a Patricio Manuel Flórez Cebero, a quien integrantes de la Infantería de Marina presentaron como un supuesto integrante de las Farc dado de baja en zona rural de El Carmen de Bolívar, el 8 de febrero de 2007, la justicia actuó y condenó a siete exmilitares por considerar la muerte como una ejecución extrajudicial, o como un “falso positivo”.
Por ello, el Juzgado Único Penal del Circuito Especializado de Cartagena, según informó la Fiscalía en su página en Internet, condenó por el delito de homicidio en persona protegida a los ahora exmilitares Carlos Andrés Rodríguez Rodríguez (quien era teniente de la Infantería); los suboficiales Jair Alfonso Romero, Félix Díaz González y Nelson Delgado Cuadrado; y los infantes de Marina Profesionales Alfonso Zamora Ballesta, Nelson Darío Delgado y Ramón Alonso Padilla. Todos deberán pagar  360 meses de prisión (30 años), a excepción de Carlos Rodríguez, quien deberá purgar una condena de 380 meses (31 años y 8 meses).
Ardua investigación
Patricio Manuel Flórez fue baleado el 8 de febrero de 2007 cuando iba en su burro a recoger aguacates en la vereda Tierragrata, zona rural de El Carmen de Bolívar.
El campesino, considerado por la ley como persona protegida por ser parte de una comunidad vulnerable, como lo son varias en los Montes de María, fue ultimado con disparos de fusil por integrantes de la patrulla Barracuda 3, del Batallón de Contraguerrilla Número 1 de Corozal, donde se realizaban operaciones antisubversivas. Fue presentado como un guerrillero dado de baja en medio de un combate.
Los militares reportaron que uno de los integrantes de la patrulla, Alfonso Romero,  había resultado herido a bala en medio del combate. De inmediato el caso pasó a manos de la Fiscalía, que dispuso un equipo especial, que llegó al lugar de los hechos procedente de Medellín y Bogotá, para realizar las investigaciones respectivas.
Luego de un ardua trabajo de investigación, la fiscal de Derechos Humanos y DIH, que estuvo a cargo del caso durante la fase de instrucción, reunió elementos probatorios para concluir que no hubo ningún enfrentamiento. También se demostró que la víctima no pertenecía a las Farc.

  NOTICIAS RECOMENDADAS