Sucesos


Conmoción en San Juan Nepomuceno por la muerte atroz de un joven

A la víctima, de 20 años, la hallaron a un lado de la Troncal de Occidente atada de manos, degollada, con golpes en la cabeza y visibles signos de tortura. Al mototaxista le habrían tendido una trampa.

EDWIN TORRES PADRÓN

19 de febrero de 2021 12:00 AM

En el municipio de San Juan de Nepomuceno, en plena región de los Montes de María, no había un homicidio desde el pasado 2 de noviembre, cuando en medio de riña entre supuestos hinchas del Real Cartagena fue acuchillado frente a la estación de gasolina La María, a las 2 de la madrugada, Luis Fernando Murillo Hernández, de 18 años.

Ese fue uno de los dos asesinatos que hubo en San Juan en 2020; el otro ocurrió el 1 de agosto en el barrio Pueblo Nuevo y dejó como víctima a Juan Vásquez Arias.

Quizás por eso, y por la manera cómo hallaron su cuerpo, es que hay conmoción en esa población por la atroz muerte del joven mototaxista José David De La Rosa García, de 20 años y conocido entre sus amigos como ‘el Ñame’.

A la víctima la hallaron degollada, con múltiples cuchilladas en los brazos, golpes en la cabeza (al parecer causados con piedra) y con visibles signos de tortura en predios de la finca Miraflores, a un costado de la Carretera Troncal del Caribe, ayer a las 6 de la mañana. También tenía atadas las manos y a su lado había una bolsa con panes y una gaseosa. Su moto no aparece.

El joven vestía una bermuda roja estampada, camiseta del mismo color y unas sandalias tipo Crocs. Tal parece, según las investigaciones preliminares, que a De La Rosa García le habrían puesto un señuelo para hacerlo salir del casco urbano del pueblo.

Una de las hipótesis indica que una joven le habría solicitado una carrera en la noche del miércoles a una finca en las afueras de San Juan. De los mototaxistas que andaban con él, José David era de los más arriesgados, pues a todos les hacía saber que “él no le tenía miedo a nada y por eso le gustaba hacer carreras a cualquier lugar a y donde fuese”, comenta un conocido del joven.

Esa valentía, dicen muchos en San Juan, quizás fue aprovechada por los enemigos de De La Rosa para tenderle una trampa y llevarlo a un lugar desolado para asesinarlo.

La Policía de Bolívar aún no ha entregado un reporte oficial de los posibles móviles de este hecho de sangre que tiene consternada a la población de San Juan.

¿Qué pasó con las
otras víctimas?

Por el crimen de Luis Fernando Murillo Hernández no se han reportado capturas. Solo se informó que el joven se vio involucrado en una reyerta en que hubo golpes, piedras y arma blanca.

Una versión indica que lo atacó otro hincha en el tórax luego de un partido del Real Cartagena con el Huila por la jornada 16 del campeonato de la B.

La otra víctima del 2020, Juan Vásquez Arias, estaba solo en su casa cuando a eso de las 9 de la noche un hombre entró a su vivienda para supuestamente robar. Vásquez buscó cómo defenderse y se armó con un machete. El supuesto ladrón, al percatarse que el hombre estaba armado, comenzó a forcejear con él y le quitó el machete. Fue en ese instante cuando atacó a Vásquez en la cabeza.

Vásquez Arias, de 67 años, murió casi dos meses después en una clínica de Cartagena.