Contra ‘Julio Pistola’ iban las balas que mataron a vendedor de 66 años

19 de junio de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Seis sicariatos en junio y Pedro Manuel Berrío Berrío, de 66 años, es la última víctima. A diferencia de los otros cinco casos en este mes en Cartagena, todo indica que el atentado criminal no era contra esta persona que sufría de hipertensión y que desde hacía muchos años se dedicaba a vender en una chaza en la puerta de su casa.

Las informaciones de sus familiares y testigos señalan que las balas iban contra un sujeto que perseguían dos hombres en moto y que trató de esconderse en el inmueble donde vivía Berrío Berrío, en el sector García Herreros, en el barrio San Pedro Mártir.

El Comando de la Policía Metropolitana de Cartagena confirmó que el ataque iba dirigido contra alias ‘Julio Pistola’, señalado presuntamente de ser uno de los “autores del tráfico de estupefacientes en los barrios Cartagenita, Zapatero y El Bosque”.

Dos patrullas de los cuadrantes 7-8 y 7-9 y miembros de la Sijín lo aprehendieron poco después del crimen con una “panela” rectangular oculta entre su espalda y camisa, ajustada con el pantalón.

“Al realizar una verificación minuciosa del paquete, los policías le hallaron más de mil dosis de cocaína, con un peso de dos libras. El capturado es Julio Rafael Laguna Contreras, de 35 años y apodado alias ‘Julio Pistola’”, dice la Metropolitana.

Víctima inocente

Pedro Manuel Berrío Berrío, quien era oriundo de San Onofre, Sucre, pero tenía años viviendo en Cartagena, dialogaba con su vecino Jonnay Santander Díaz cuando ocurrió la tragedia, a eso de las 2 de la tarde del miércoles. Ambos estaban en la terraza de esquina, donde funciona un lavadero de motos.

“El ataque no era contra él. Era con un tipo que iba huyendo de los tiros que le hacían y se metió en la casa de mi papá para buscar refugio”, aseguró ayer Sindy Berrío, hija de Pedro Manuel.

Las investigaciones de la Policía indican que a ‘Julio Pistola’ lo seguían para asesinarlo porque, al parecer, no habría entregado el reporte del producido de la droga.

Al notar la intención de los dos hombres en moto, ‘Julio Pistola’ pasó por donde estaban Berrío y su amigo para refugiarse en la casa. El parrillero comenzó a disparar en ese momento y dos de los balazos impactaron a Berrío en el tórax y a su vecino en el pie derecho.

Los dos amigos fueron llevados a una clínica en Blas de Lezo, pero lo que dicen es que Pedro Manuel murió en el camino. Su vecino se recupera.

‘Julio Pistola’ logró escabullirse de la muerte, pero la Policía lo capturó poco después en ese mismo barrio.

Víctimas de sicariato

El lunes 1, a las 11 de la mañana, un hombre que iba en moto asesinó de un balazo en el rostro, y delante de su esposa y tres hijos, a Brian Rafael De La Ossa León en el barrio Nuevo Bosque, séptima etapa.

El martes 9, la víctima de un ataque de sicarios fue Carlos Alfredo Mendoza Carreazo, de 28 años, en el barrio Villa Sandra II. La Policía asegura que fue baleado por un desconocido al descender de la moto de su propiedad.

El viernes 12, a las 10 de la mañana, un sicario entró a un local comercial de alimentos de Canapote y asesinó a sangre fría a Yerson Alfredo Sánchez Sierra, de 32 años y oriundo de Cúcuta.

Sánchez Sierra, según las investigaciones, fue capturado en el Aeropuerto Rafael Núñez de esta ciudad, el pasado 11 de febrero, con 8 kilos 588 gramos de cocaína avaluados en 43 millones de pesos y gozaba de medida de aseguramiento con detención domiciliaria.

El sábado 13, a las 11:20 de la mañana, un sicario asesinó a bala a Farit Pertuz Pérez, de 22 años, en la calle Las Flores del sector La Magdalena, en Olaya Herrera. El joven estaba sentado en la casa de su mamá y hasta donde él llegó un hombre iba de parrillero en una moto y le disparó a quemarropa cinco veces.

Ese mismo sábado, cinco horas después, en la calle Salim Bechara, del barrio El Líbano, un sicario en moto asesinó a Luis Ángel Licona Madiedo, de quien se dice era conocido con el remoquete de ‘el Gordo Volqueta’.

90 homicidios

El comandante de la Policía de Cartagena, general Henry Sanabria Cely, confirmó que en lo corrido del año van 90 asesinatos, un caso más que en el mismo período de tiempo en 2019. De esos casos, entre enero a la fecha, el 20% obedece a sicariatos, mientras que el 80% restante corresponde en su mayoría a muertes por riñas. El general Henry Sanabria detalló que desde que se inició el aislamiento preventivo obligatorio, es decir desde el 25 de marzo, hubo un incremento en las actividades delictivas asociadas al sicariato, una proporción que difiere con las estadísticas nacionales.

Respecto a la arma usada en estos actos criminales, 54 fueron armas de fuego. Las víctimas en un 93% son hombres.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS