Corrientazo mortal

24 de marzo de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ximena fue la primera de su familia en enterarse. Sus padres trabajaban y ella lavaba la ropa cuando escuchó la algarabía en la calle. Apenas salió, supo que la víctima era su hermano. De inmediato dobló por la esquina y corrió hacia donde vio por última vez a Fajith Tobías Quintana. No necesitó abrirse paso entre la multitud para observar lo que había pasado. Alzó la mirada y vio el cadáver de Fajith tendido entre la terraza del segundo piso y los cables de energía. La joven no resistió ver aquella escena y se desmayó. Lo que sucedió con él se lo contaron a ella y a sus padres una hora después sus vecinos. A las 9:30 a.m., Tobías Quintana, de 26 años, tomaba las medidas en la azotea del segundo piso de una casa en construcción en el barrio Villa Estrella, en el sector Prado Nacional, cuando accidentalmente tocó con su cabeza un cable del alta tensión. Dicen dos amigos que lo acompañaban que comenzó a tomar medidas desde un extremo de la vivienda para saber dónde poner unos ladrillos. “Se agachó con el metro y así fue recorriendo parte de la azotea. No se dio cuenta que llegó a la orilla del plafón y al levantarse tocó el cable con su cabeza. “Nosotros estábamos cerca y tratamos de agarrarlo, pero enseguida se prendió en llamas y cayó al segundo piso. Intentamos apagar el fuego con arena, pero ya no había nada que hacer”, cuenta uno de los compañeros de labores de la víctima. Según un funcionario de la empresa Electricaribe, Fajith Tobías hizo contacto con un cable de más de 13 mil voltios, que controla el circuito eléctrico en Villa Estrella y parte de barrios aledaños. El fluido eléctrico fue suspendido por más de dos horas. El corrientazo, dice el operario, lanzó al albañil al segundo piso. Parte del cuerpo quedó en la terraza, las piernas fueron sostenidas por cables de energía de menor tensión. Su padre dice que Fajith, furibundo hincha del Real Cartagena, trabajaba en esa construcción desde la semana pasada. Aunque su oficio era el de ayudante de conductor de bus, se le midió a esa labor para “ganarse unos pesos”. Más seguridad Familiares y allegados de la víctima dicen que la mala ubicación de las redes eléctricas en barrios como Villa Estrella –piden que sean subterráneas- ocasionó el accidente que cobró la vida de Fajith Tobías Quintana. “Los cables están muy cerca de las casas, lo que aquí pasó pudo sucederle a cualquiera. Fajith estaba algo húmedo y al acercarse al cable, éste lo haló, electrocutándolo”, comenta un allegado de Tobías, quien el sábado pasado disfrutó en Barranquilla la última victoria del equipo de su tierra. Según Electricaribe, la víctima hizo contacto con una línea de media tensión del tendido eléctrico del sector. Antonio Rodríguez Romero, jefe del distrito Bolívar Norte de esa empresa, anota que al laborar muy cerca de las redes se pueden presentar graves quemaduras y hasta la muerte. “En estos hechos no sólo se pone en peligro la vida de las personas que trabajar en inmediaciones de la red de alta tensión, sino que se afecta la eficiente prestación del servicio de energía, provocando oscilaciones de voltaje y por ende el daño de electrodomésticos”, dice Rodríguez Romero. Asegura el funcionario que el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas es la norma que en Colombia establece las medidas para garantizar la seguridad de las personas, de la vida animal y vegetal y la preservación del medio ambiente, previendo, minimizando y eliminando los riesgos de origen eléctrico.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS