Sucesos


Crimen de menor en Magangué: rabia, dolor y otro capturado

A Maicol Ramos lo balearon sicarios en moto que presuntamente buscaban a un sujeto apodado ‘el Waltico’. Así van las investigaciones por su asesinato.

EDWIN TORRES PADRÓN

30 de julio de 2021 02:56 PM

De los siete homicidios que han ocurrido en Magangué en lo que va del año hay uno que todavía provoca rabia y dolor entre los habitantes del barrio Boston.

En la tarde del sábado 17 de abril, dos sicarios en moto acabaron con la vida del adolescente Maicol Andrés Ramos Reyes, de 17 años. Todo indica que al menor le habrían disparado por equivocación al confundirlo con el sujeto que andaban buscando. Otras versiones apuntan a que fue víctima de una bala perdida.

Lo único claro tres meses después es que la muerte de Maicol aún tiene conmocionada a toda una comunidad.

La Policía de Bolívar, en un operativo que ha realizado en el barrio El Trinche, de esa población, reporta la captura de Jhan Carlos Benítez Herazo, de 25 años y conocido con el alias de ‘Jhanka’. Lo señalan como presunto autor material del crimen.

Efectivos de la Sijín lo sorprendieron en un inmueble con una orden expedida por el Juzgado Tercero Promiscuo Municipal de Magangué por el delito de homicidio agravado. La Policía dice que ‘Jhanka’ tiene anotaciones judiciales por homicidio, hurto y violencia contra servidor público.

A mediados de mayo fue reportada otra aprehensión por este hecho de sangre. Un individuo que sorprendieron amenazando con arma blanca a una mujer y que resultó tener anotaciones por los delitos de concierto para delinquir, fabricación, tráfico y porte de arma de fuego, y homicidio. También era requerido por Juzgado Tercero promiscuo municipal de Magangué.

Frente a su casa

Ese sábado, a las 4:30 de la tarde, varias personas departían frente a la vivienda donde residía Maicol Ramos. La versión inicial indica que dos sicarios en moto llegaron a ese lugar con la intención de dispararle a un individuo apodado ‘el Waltico’.

Tal parece, relataron testigos, que al pistolero se le encasquilló el arma y eso fue aprovechado por los tres sujetos que departían para correr. Justo en ese momento salía de su casa Maicol al sentir el alboroto.

El sicario recargó su arma y disparó contra el grupo que corría, pero las balas se alojaron en el pecho y la cabeza del adolescente, matándolo en el acto. Su cuerpo quedó en toda la puerta de su vivienda, en la carrera 30 con calle 21.

Uno de los vecinos de la víctima dijo que Maicol, al ver a los sicarios, alcanzó a decirles que no le dispararan porque él no tenía nada que ver con lo que sucedía. “Era amigo de todos, los favores que podía hacer, los hacía. Esto no puede ser”, dijo un residente del barrio Boston, anotando que Maicol era un muchacho servicial y muy juicioso con sus deberes escolares.

El joven vivía con su mamá y hermanos, y cursaba décimo grado en la Institución Educativa San Mateo de Magangué.

Reporte oficial

La información de la Policía es casi similar a la de los habitantes de Boston. El reporte indica que Maicol y varios vecinos estaban en una esquina, diagonal a su casa, cuando llegaron dos sujetos en una moto Discovery, de color rojo. “Los individuos enseguida preguntaron por una persona en especial y les dicen a todos que se quiten de ahí”.

“Los sicarios, al notar que no obedecieron, se devolvieron y dispararon contra los vecinos que estaban allí, impactando en la cabeza del menor. Los sujetos huyeron con arma de fuego en mano en la vía Cortina-Cuatro Caminos”, informó la Policía.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

  NOTICIAS RECOMENDADAS