Sucesos


Crimen de registrador: ¿Por qué están libres los detenidos?

Aunque los dos sospechosos siguen vinculados al proceso por la muerte de Sergio Díaz Barrios, dos hechos que sucedieron los días 18 y 21 de julio fueron fundamentales para que no estén en la cárcel.

EDWIN TORRES PADRÓN

04 de agosto de 2020 12:00 AM

Las investigaciones para esclarecer el homicidio del abogado y registrador auxiliar Sergio Andrés Díaz Barrios, ocurrido el pasado 14 de julio en el barrio Los Alpes, siguen navegando en un mar de incertidumbre ante la controversia jurídica que en la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento salió a relucir, luego que el abogado defensor de los capturados asegurara que había inconsistencias en el informe presentado por la Fiscalía y la Policía Metropolitana de Cartagena.

Aunque los dos sospechosos quedaron en libertad porque el fiscal del caso retiró la solicitud de medida de aseguramiento ante lo expuesto por la defensa, el ente acusador dice que Jorge Luis Pastrana Llanos y Erick Andrés Berrío Espitia siguen vinculados al proceso porque el juez de Control de Garantías avaló la legalidad de las capturas y la imputación de los cargos de homicidio agravado; fabricación, tráfico o porte de armas de fuego o municiones agravado; y hurto calificado y agravado.

“La Fiscalía retiró la solicitud de medida de aseguramiento en centro carcelario, debido a circunstancias que evidenciaron en el desarrollo de la audiencia, relacionadas con información recopilada por la Policía Judicial”, dice ese organismo.

Para el comandante de la Policía de Cartagena, general Henry Sanabria Cely, un cambio de fiscal en el caso pudo haber incidido en la decisión del juez en dejar en libertad a los retenidos. “El fiscal que asistió a la audiencia no fue el mismo que llevó el caso desde el principio. Por lo tanto, frente a las solicitudes de la defensa, el fiscal no las contradijo y por eso no hubo medida de aseguramiento”, indicó Sanabria Cely.

En lo que coinciden Policía y Fiscalía es que hay pruebas que demuestran la participación de los dos sujetos en el homicidio del penalista esa mañana del martes 14 de julio al salir de su casa, y que las personas que se ven en los videos en el momento de los hechos son los dos detenidos.

¿Por qué están libres?

Aunque la defensa de Pastrana y Berrío, apodados ‘Pastrana’ y ‘Pichui’, alegó inicialmente que individualizar a los sospechosos a través de videos no era una prueba contundente porque los asesinos se cubrían con gorras y mascarillas, dos razones llevaron a la Fiscalía a no solicitar la medida de aseguramiento contra ellos.

Una de esos motivos tiene que ver con lo que sucedió el 18 de julio. Ese día, a las 7:30 de la noche, una llamada al 123 de la Policía alertó que los dos individuos que habría participado en el crimen del abogado eran ‘Pastrana’ ‘el ‘Pichiu’, y que de ellos podrían obtener datos en el CAI de Fredonia y el cuartelillo de Olaya Herrera, donde han estado retenidos.

Esa llamada quedó registrada como tal a las 7:30 p. m., pero la solicitud de información de los sospechosos y de reseña por parte de los investigadores del caso ya había quedado registrada mucho antes, a las 3:30 de la tarde. Esa fue una de las inconsistencias que encontró la defensa.

La otra falla quedó al descubierto tres días después, el 21 de julio. Ese día, los investigadores le presentaron a los testigos del homicidio un álbum fotográfico con varios delincuentes, entre ellos los dos sospechosos. La inconsistencia en esa prueba estuvo en que ese el álbum fue mostrado a los testigos antes que se hiciera la solicitud formal de la construcción de la reseña de los delincuentes para que entre ellos identificaran a los presuntos asesinos.

Como las horas en que se hace cada paso en una investigación quedan registradas, la defensa se dio cuenta de las fallas y así lo notó el fiscal en la audiencia, que ante la posibilidad de encubrir un delito, desistió de solicitar la medida de aseguramiento contra ‘Pastrana’ y Pichui’.

No se afecta

Daniela Ruiz Rueda, abogada egresada de la Universidad de Cartagena y especialista en Procesal Penal de la Universidad Externado de Colombia, dice que, pese a la no imposición de medida de aseguramiento, esto no afecta la continuación del proceso penal contra los presuntos homicidas.

“La Fiscalía debe continuar recolectando elementos materiales probatorios que acrediten la existencia del hecho, así como la participación en los mismos de los imputados para presentar el escrito de acusación ante los Jueces de Conocimiento, y con ello, iniciar la etapa de juzgamiento.

“Si bien estos hombres no fueron sujetos de la imposición de una medida de aseguramiento, si se les imputó cargos debidamente en la respectiva audiencia, acto a través del cual la Fiscalía les comunicó que habían sido vinculados al proceso en calidad de imputados”, asegura Ruiz Rueda.