Crimen de un joven en El Reposo: “Mataron a mi hijo delante de mí”

19 de septiembre de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A mi hijo lo mataron delante de mí, de dos primos y una tía”. Eso manifestó ayer Arlís García Narváez, madre de Yeider José Jiménez García, el joven asesinado a bala y cuchilladas el domingo pasado a las 3 de la madrugada en el barrio El Reposo.

La mujer decidió dar su versión del homicidio de su hijo y precisar que solo hay un capturado, pese que en el hecho el presunto asesino habría actuado en compañía de un familiar.

Lo que sucedió en la calle de El Tamarindo dejó a otras tres personas lesionadas con armas cortopunzantes. Yeiner y su hermano Yoiser, según la mamá de ambos, regresaban a su casa luego de divertirse en una discoteca. Cuenta la mujer que a pocos metros de llegar a la vivienda se toparon frente a frente con David, quien es señalado de ser el presunto asesino de Yeiner. Este sujeto estaba en compañía de ‘el Lagrimita’, ‘Yeison Mujeres’ y un sobrino.

Riña y cuchilladas

“Mis hijos se toparon con ellos y hubo un cruce de palabras que terminó en trifulca”, relata Arlís. Todos resultaron heridos con cuchillos. Tras acabar la riña, tanto Yoiser como Yeider siguieron su camino.

Cuando dieron la espalda, Yoiser volvió a mirar hacia atrás y se percató de que el supuesto matón iba hacia ellos con el revólver en la mano.

“Corre Yeider, corre”, fue lo que supuestamente le dijo Yoiser a su hermano antes de intentar escapar, pero lastimosamente el joven no pudo hacerlo, pues un balazo lo impactó por la espalda. El disparo lo hizo supuestamente David.

“Yoiser llegó y nos avisó que estaban matando a Yeiner, por eso salimos hasta donde estaba mi hijo”, anotó Arlís. Al llegar, encontró que su ser querido estaba en el suelo malherido.

Con Yeider en el suelo, David presuntamente le propinó dos balazos más en una pierna a su rival. Fue ahí cuando su madre se metió entre los dos, rogándole al supuesto matón que no acabara con la vida de Yeider.

“Yo le rogué que no me lo matara, porque mi hijo no lo conocía, pero ese tipo fue salvaje y me pegó cachazos en el ojo, la cabeza y me arrastró. Mi hijo le dijo en agonía ‘compa ya, todo bien, ganaste, no sé quién eres’”, manifestó llorando Arlís García.

Los ruegos y súplicas de los parientes fueron infructuosos, pues presuntamente David, sin contemplación descargó el arma en la humanidad de Yeider. “El sobrino (de David), también acuchilló a mi hijo y David, después que Yeider estaba muerto, le pegó varias patadas en la cara”, dijeron los dolientes.

En clínicas

David y su sobrino fueron llevados, al parecer, por sus familiares a la Clínica Madre Bernarda, donde fueron atendidos por los médicos. Allí fueron puestos en custodia de la Policía, tras el testimonio de los residentes de El Reposo. -

“Cuando fuimos a poner la denuncia a Fiscalía, nos enteramos que al sobrino de David lo dejaron en libertad. No sabemos por qué, pero él también debe pagar. Queremos justicia”, expresaron los parientes de Yeider.

Se conoció que los familiares del hoy difunto, presuntamente le lanzaron piedras la casa del supuesto victimario e intentaron quemarla, pero los vecinos lo impidieron.

En cámaras
Los parientes de Yeider manifestaron que con el apoyo de las cámaras de seguridad del sector pudieron denunciar el hecho ante la Fiscalía. “En el video se ve cuando él (David) mata a mi hijo con sevicia, me pega a mí y le pone el revólver a una prima de él. Ese tipo mató a mi niño delante de mi otro hijo de 13 años, quien quedó traumado y no quiere volver al barrio. Dios permita que haya justicia y metan preso a ese tipo”, manifiesta la madre de la víctima. Yeider José Jiménez García tenía 26 años y se ganaba la vida administrando una moto acuática en las playas de Bocagrande, donde trabajaba desde los 14 años.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS