De 14 homicidios en febrero, 8 fueron los fines de semana

09 de marzo de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Justo un mes antes de conmemorarse el Día de la Mujer, dos feminicidios estremecieron al norte de Bolívar, incluida Cartagena. Los crímenes fueron brutales y las dos víctimas, menores de edad.

Yorjelis Escandón Pacheco y Wirleydis Puerta Rivera son las dos adolescentes, de 16 y 14 años, que fueron asesinadas en Gamero, corregimiento de Mahates; y en Sincerín, Arjona, respectivamente. Los presuntos sospechosos están detenidos.

Esos son dos de los cinco casos que ocurrieron en febrero en el norte de Bolívar. Los municipios vecinos estuvieron relativamente tranquilos, sucediendo un doble caso de asesinato en Clemencia y un homicidio en Turbaco, en medio de una riña.

Cartagena, por su parte, tuvo un leven aumento de casos en comparación con el mismo mes de 2019, siendo asesinadas 14 personas en los 29 días del segundo mes del año. La cifra es igual a la de enero de este año.

Cuatro asesinatos los domingos, tres más los viernes y uno más los sábados dan cuenta que en Cartagena los fines de semana son los espacios en los que la muerte comienza a hacer estragos. Esto sumado a que uno de los dos homicidios que sucedieron un lunes ocurrió a las 3 de la madrugada, lo que indica que los hechos eran consecuencia de actividades en las que estaba la víctima desde la noche del domingo.

Lo anterior no es más que la confirmación de que la intolerancia sigue siendo el principal motivante de las muertes en Cartagena. Del total de 14 asesinatos, 6 fueron en riñas.

Todos estos casos tuvieron su origen en la intolerancia entre dos o más personas que no encontraron otra manera de arreglar sus diferencias que enfrentarse, incluso, dejando víctimas inocentes como el caso de una mujer en Ciudad del Bicentenario.

Situaciones como la ocurrida en Arroz Barato, donde aparentemente un joven estaba con varios amigos consumiendo alucinógenos y por un malentendido se desató una pelea de la que hubo un muerto, son un flamante ejemplo del clima de intolerancia en la ciudad.

Otro caso que lamentar fue el del señor Álvaro Calle, a quien un joven mató en La Boquilla porque le pidió que no consumiera droga cerca de él. Tras atacarlo a tiros, el asesino huyó, y pese a que la Policía lo buscó en su residencia, el hombre alcanzó a escapar.

Los sicariatos en febrero también tuvieron una cantidad destacada, con 6 casos, igual número de hechos que las riñas. Varios de los crímenes tuvieron su motivación en el microtráfico de drogas o en supuestas deudas que las víctimas se rehusaron a saldar, siendo cobradas a sangre y fuego.

Una de las 14 muertes ocurrió en medio de un atraco, en un aparente caso de defensa propia por parte de una víctima de robo; y otro caso se investiga por parte de las autoridades, en un hecho en el que encontraron muerto a Edwin Paternina Guerrero en el sector Nuevo Israel, cerca de Albornoz.

Más datos

De las 14 muertes violentas, 12 fueron con armas de fuego. Las armas blancas se usaron en dos casos, en Bayunca y en Villas de Aranjuez, siendo sus víctimas Luis Carlos Ortega y Diego Bravo Castro.

No hubo barrios con más casos que otros y cada hecho en febrero sucedió en un sector diferente.

Trece de las 14 víctimas no superaban los 40 años. Incluso, hubo dos menores asesinados; y nueve de los 14 homicidios ocurrieron en fines de semana.

Ocho personas en Cartagena y sus corregimientos fallecieron en febrero en accidentes de tránsito; otras cuatro se ahogaron, dos más murieron en una situación accidental al caerles un poste, tres personas decidieron quitarse la vida y hubo un caso de una mujer que murió en un motel, cuyo caso aún se investiga.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS