Sucesos


De 9 homicidios en seis días en Cartagena, uno fue esclarecido

Se trata del atraco de que fue víctima Óscar López Herrera en 20 de Julio, a quien le dispararon para robarle $10 millones destinados al pago de sus trabajadores en una construcción.

EDWIN TORRES PADRÓN

07 de noviembre de 2020 12:00 AM

A Óscar Javier López Herrera lo asesinaron de un balazo en el pecho para quitarle 10 millones de pesos destinados para el pago de trabajadores de una obra en el barrio 20 de Julio.

El móvil del crimen, que ocurrió el pasado martes 3 de noviembre, fue esclarecido en las audiencias preliminares realizadas por un juez de Control de Garantías contra uno de los sospechosos de participar en la muerte del maestro de obras.

Rafael de Jesús Murillo Suárez fue capturado en el sitio de los hechos gracias a la rápida reacción de un hermano de la víctima y de la comunidad del sector Emmanuel, que lo tumbó de la moto cuando pretendía escapar. El sujeto casi es linchado a golpes de no ser por la pronta llegada de los policías del cuadrante.

A Murillo Suárez, residente en Turbaco, una fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Seccional Bolívar le imputó en las audiencias preliminares los delitos de homicidio, hurto y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego accesorios, partes o municiones.

Un balazo

Las pruebas recolectadas por la Fiscalía llevaron a un juez penal de Cartagena con funciones de Control de Garantías de cobijar con medida de aseguramiento al presunto delincuente y enviarlo a la Cárcel de Ternera.

“De acuerdo con las pruebas recaudadas y las versiones de los testigos, Murillo Suárez habría llegado de parrillero en una moto, bajó y con el arma de fuego que al parecer llevaba, supuestamente intimidó a dos personas que portaban $10 millones de pesos para el pago de trabajadores de una obra de construcción en el sector.

“En medio del forcejeo, Óscar Javier López Herrera recibió un balazo en el pecho y murió luego de ser trasladado a un centro asistencial. Su hermano, que salió ileso, y la comunidad intentaron linchar al capturado, pero uniformados de la Policía lograron intervenir. El hermano de la víctima les entregó a los uniformados el arma de fuego con la que el hombre habría herido a su familiar”, dice el relato de la Fiscalía.

El arma decomisada un revólver Martial, calibre 38. El cómplice de Murillo Suárez consiguió escapar en la moto.

Óscar Javier López Herrera tenía 45 años y fue una de las ocho víctimas que dejó una racha violenta en los tres primeros días de noviembre.

Nueve homicidios

En seis días de noviembre son nueve las personas asesinadas en Cartagena y sus corregimientos.

En el primer día del mes, el domingo, los hechos de sangre entre la tarde y noche del domingo en los barrios La María y Nelson Mandela. El primer caso fue en riña y el segundo en un atraco.

La racha violenta siguió el lunes en Flor del Campo. Horas más tarde, a las 7:40 de la noche, un tiroteo entre dos hombres dejó un muerto en la calle principal de Villa Barraza. En la madrugada, dos jóvenes murieron en una violenta pelea en la Isla de Barú. Con el amanecer del martes ocurrió el crimen Óscar Javier López Herrera en 20 de Julio.

El último homicidio sucedió ayer en la madrugada en El Pozón en un aparente caso de ajuste de cuentas. (Ver Último crimen).

En Tiquisio
El jueves, a las 8 de la noche, ocurrió otro homicidio en Tiquisio, en el Sur de Bolívar. La víctima es Jorge Luis García Pineda, de 26 años y de oficio peluquero. Lo apodaban ‘el Máscara’ y ‘el Peluco’. Las versiones indican que García fue asesinado de tres balazos (oído izquierdo, hombre del mismo lado y la espalda) por un sujeto que fue capturado en una rápida persecución. El sospechoso es Ferney Antonio Mercado Hernandez, alias ‘el Curro’. Conocidos de Jorge Luis García dijeron que él se había ido de esa población por supuestas amenazas de grupos armados ilegales y hace apenas dos meses regresó.
Último crimen
En La Cordialidad, en uno de los andenes de la rotonda que está frente al barrio El Pozón, dos sujetos en una bicicleta le dieron tres balazos a Misael Mosquera Hurtado, de 52 años y oriundo de Buenaventura, Valle del Cauca. La víctima tenía también la nacionalidad venezolana. El hecho fue a las 4 de la madrugada de ayer y testigos dicen que Mosquera llevaba un maletín con ropa y estaba en ese lugar como si estuviera esperando a alguien. De un momento a otro aparecieron los dos hombres en la bicicleta y uno de ellos bajó y le disparó a quemarropa y sin mediar palabras. Del asesino y su cómplice solo se informó que huyeron hacia los lados de la Terminal de Transportes.