Sucesos


De Arroyohondo, hombre asesinado en Malambo (Atlántico)

Fue identificado como Pedro José Hernández Ospino, de 39 años. Recibió dos disparos y la Policía busca al asesino y sus cómplices. Investigan un presunto ajuste de cuentas.

La Policía Metropolitana de Barranquilla informó que una de las hipótesis en el asesinato de Pedro José Hernández Ospino, de 39 años y oriundo de Arroyohondo (Bolívar), podría obedecer a una presunto ajuste de cuentas.

Las investigaciones, sin embargo, ya se iniciaron y las autoridades están tras las búsqueda de la persona que disparó y los dos presuntos cómplices que lo ayudaron a escapar.

El homicidio del bolivarense se dio a las 7:15 de la noche de ayer martes, en el barrio Villa Campo de Malambo (Atlántico). El hoy difunto vivía muy cerca, en el barrio Cristo Rey, y salió a ese lugar luego de recibir una llamada a su celular.

Cuenta su esposa, Nidia Sanjuán, quien se encontraba esta mañana en las afueras de Medicina Legal en Barranquilla, que ‘el Negro’, como cariñosamente lo llamaban, salió a pie para el sector donde, al parecer, estaba citado. “Yo me estaba quedando en Barranquilla, porque estoy enferma. Él estaba solo allá en Malambo”, dice la mujer.

Lo que relata es que él salió a eso de las 7 de la noche de ayer y se encontró con un tipo que estaba en una moto Pulsar negra, con quien discutió. Luego salió otro sujeto que, al parecer, estaba escondido en un árbol allí cerca. “Se le acerca y discuten y mi marido le dice: ‘qué, me vas a matar’. ‘El Negro’ lo empujó y cae, pero es allí cuando le dan los dos disparos y muere”, precisó. Una tercera persona que llegó en una volqueta ayudó a escapar a quien le disparó al bolivarense.

La esposa de la víctima dice que su marido nunca tuvo problemas con nadie, ni tenía amenazas. Antes por el contrario, precisa, era muy cariñoso y era a ayudante de conductores de volquetas en Malambo. Su cuerpo será llevado a Arroyohondo, donde será sepultado mañana.

La Policía de Barranquilla señala que el difunto se encontró con el sujeto y, tras caminar unos cuantos pasos, el desconocido le disparó a quemarropa y huyó del lugar en compañía de otra persona. ‘El Negro’ recibió dos balazos, uno en la región occipital y otro en la temporal. Confirmó que no tenía antecedentes ni anotaciones.