De servidores públicos a prófugos de la justicia

12 de junio de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las vidas de Alfonso Ramos De León y Olimpo Vergara Vergara dieron giros de 180 grados, y hoy están en la mira de las autoridades. Pasaron de ser servidores públicos que estaban al frente de importantes cargos en la ciudad, a prófugos de la justicia. Contra ellos cursa una investigación por un suceso sin precedentes en Cartagena: el desplome del edificio Portales de Blas de Lezo II, en el que murieron 21 obreros y otras 22 personas quedaron heridas. La Fiscalía tiene elementos materiales probatorios que indican que tendrían algún grado de responsabilidad en el desplome.

La semana pasada, el constructor del edificio, Wilfran Enrique Quiroz Ruiz; el hijo de este, Luis David Quiroz Camero; y el maestro de obra, Luis Eduardo Agresor Torres, fueron capturados tras una investigación realizada por la Fiscalía Seccional Bolívar. Efectivos del CTI y la Sijín los atraparon y el jueves fueron presentados ante un juez. La audiencia de imputación de cargos aún no termina y será continuada hoy, a las 8:30 de la mañana. Todo indica que podría darse un preacuerdo en busca de una rebaja de penas.

Pero mientras estas tres personas son procesadas, la Fiscalía confirmó que hay órdenes de captura vigentes contra Alfonso Ramos y Olimpo Vergara. “Los funcionarios evadieron el procedimiento de captura que cumplían las autoridades, luego de ser emitidas órdenes judiciales en su contra por el Juez Cuarto Penal Municipal de Garantías. La residencia de Ramos De León, en el barrio Líbano, fue intervenida con una orden de registro y allanamiento por la Fiscalía, con apoyo de la Policía el pasado miércoles, pero el hombre no se encontraba en el lugar. Igualmente, los investigadores llegaron a la vivienda de Vergara Vergara en el barrio Manga, pero tampoco lo encontraron”, indicó la Fiscalía. Ofrecen hasta $5 millones a quien dé información que conlleve a la captura de los dos hombres.

Historia de superación
Por un lado, está la historia de vida de Ramos. Un ejemplo de superación, que hoy se ve empañado por su situación. Nació en Magangué en el seno de una familia pobre. De niño, para ayudar a su madre económicamente, vendía bollos y cocadas. Pese a ello, era el mejor estudiante de su clase. A los 15 años llegó a Cartagena, luego que su madre vendiera la licuadora, una máquina de coser y la plancha para poder enviarlo a la ciudad. En Cartagena se forjó a punta de esfuerzos. Vendía tintos en el Mercado de Bazurto y también era el secretario del taller de refrigeración de un pariente. Al tiempo, iba a la escuela nocturna. Aunque se presentó y fue admitido en el programa de medicina de la Universidad de Cartagena, no pudo estudiar la carrera de sus sueños, pues debía cumplir con obligaciones económicas de su familia. Por ello estudió, en horario nocturno, administración de empresas en esa misma universidad. En el día vendía periódicos y administraba una empresa de transportes y solo hasta su graduación sus compañeros se enteraron de la forma como se ganaba el sustento. Llegó su primer hijo, pero terminó la relación con la madre de este y se encargó de criar a su pequeño. Se graduó de administrador de empresas y tuvo otros tres hijos.

Luego de muchos andares, se convirtió en inspector de Policía. La ley exigía que los inspectores debían ser abogados y por eso estudió derecho y se graduó con honores. Después, se especializó en derecho laboral y de policía.

Pasó por todas las inspecciones de la ciudad y ahora estaba a cargo de la inspección de la Comuna 12. Sin embargo, tras el desplome del Portales de Blas de Lezo II, fue suspendido por tres meses del cargo por la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General, igual que el alcalde Manolo Duque. Dicha decisión fue confirmada la semana pasada y contra esta no procede recurso.

Sin Olimpo

Olimpo Vergara también pasó a ser investigado por la Fiscalía, ente que obtuvo una orden de captura en su contra, pero Olimpo no aparece.

El hombre tiene una nutrida hoja de vida. En el 2000 se graduó como arquitecto y en 2004 hizo un magister en restauración de monumentos arquitectónicos. En 2011, se especializó en derecho ambiental, urbano y territorial.

Entre el 2004 y 2005 trabajó en el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC), como arquitecto restaurador de la División de Patrimonio Cultural. 
Entre agosto de 2005 y 2006 trabajó en la elaboración del estudio presentado al Ministerio de Cultura para la suspensión del proceso de declaratoria del inmueble Villa Myriam, en el barrio Manga, como bien inmueble de interés cultural de carácter nacional. Asimismo, entre enero de 2008 y septiembre de 2010 se desempeñó como arquitecto restaurador asesor de la División de Patrimonio Cultural del IPCC. En el instituto también trabajó entre julio de 2012 y julio del año siguiente, en control de Patrimonio Cultural del Distrito. Desde 2004 también trabajó como profesional independiente.

Vergara Vergara fue nombrado por Manolo Duque como director de la oficina de Control Urbano del Distrito. Según registros, Olimpo fue financista de Manolo en su campaña a la Alcaldía de Cartagena y uno de los 9 nombrados como funcionarios públicos posteriormente. Entregó $10 millones a la campaña de Duque.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS