Sucesos


Dejan en libertad al presunto autor intelectual del asesinato de una niña en Barranquilla

El juzgado once penal del circuito de Barranquilla precluyó el caso contra Gimmy José Chapmam Peñaloza, al considerar que las declaraciones entregadas por su sobrino eran falsas.

EL UNIVERSAL

12 de diciembre de 2019 11:25 PM

Por considerar que las declaraciones que manifestó su sobrino Randy eras falsas, el juzgado once penal del circuito de Barranquilla precluyó el caso contra Gimmy José Chapmam Peñaloza, quien estaba sindicado de haber sido el autor intelectual del asesinato de la niña María José Ortega Niebles, de 6 años de edad, ocurrido el 19 de mayo de este año.

En ese momento las autoridades capturaron a Chapman Peñaloza porque su sobrino Randy, quien reconoció haber dado muerte a la niña, manifestó que lo hizo por que su tío le habría pagado 500 mil pesos para que la asesinara.

Este joven fue quien en la noche del sábado 19 de mayo raptó a la niña y se la llevó para su casa, le causó una herida en el cuello y luego la metió en un balde para ropa, después la sacó y subió a un taxi, que lo condujo hasta una corriente de agua que pasa por la urbanización Caribe Verde y allí la sumergió. Fue el sitio donde el domingo fue encontrada muerta por las autoridades.

Las pesquisas llevaron en ese momento a que las autoridades se enteraran de que la abuela de María José le debía una plata, se habla de $120.000 y de $150.000, a José Chapman Peñaloza y éste en vista de que ella no le pagaba tomó represalia mandando a matar a la niña.

Para lo cual habría pagado 500 mil pesos al joven de 16 años para que cometiera el crimen, y hasta habría dado las instrucciones de cómo debía hacer para no despertar sospechas. Ese fue el testimonio entregado por Randy a las autoridades en ese momento.

El hecho se presentó desde las 6:00 de la tarde del sábado. Cuando la señora Leída Ballestas, salió con su hija de 8 años de edad, en casa ubicada en la carrera 9J con calle 98 en el barrio Sourdís, de Barranquilla. Contó que ella regresó 40 minutos después y no encontró a María José, a quien había dejado bajo el cuidado de su abuela materna.

Ese domingo 20 de mayo las autoridades reportaron que encontrar el cuerpo sin vida de María José en un lugar enmontado cerca de la urbanización Caribe Verde, cerca de la Avenida Circunvalar, suroccidente de Barranquilla.

Tras las informaciones recogidas en el sector y las investigaciones hechas por las autoridades, con base en lo que decía la comunidad, decidieron capturar al joven de 16 años. Tras el interrogatorio el joven denunció que quien le había ordenado cometer el crimen fue Gimmy José Chapman Peñaloza, quien es natural de Calamar, Bolívar.

Tanto el joven de 16 años, como Chapman Peñaloza, fueron capturados ese domingo por la noche y puestos bajo las ordenes de la autoridad competente y el lunes se le hizo la legalización de capturas ante un juez con control de garantías.

Durante la audiencia de imputación llevada a cabo el 21 de mayo, el juez le dio detención preventiva a Gimmy Chapman Peñaloza y al joven 16 años también.

Durante la imputación el hombre no aceptó los cargos. Este jueves y después de 6 meses con 21 días el juzgado once penal del circuito de Barranquilla, acogió la petición de la defensa, que solicitó la preclusión del caso.

El joven de 16 años sigue detenido en un centro de rehabilitación para menores a la espera de que se le haga el juicio condenatorio, ya que reconoció ser el autor material del crimen.