Sucesos


Derriban siete casas usadas como expendios de droga

La segunda parte de la operación Manglar en La Boquilla fue realizada por la Policía y las autoridades distritales. En esa zona fueron aprehendidas 12 personas el año pasado por tráfico de estupefacientes.

REDACCIÓN SUCESOS

20 de septiembre de 2019 12:00 AM

La operación Manglar le permitió el año pasado a la Policía Metropolitana de Cartagena desmantelar una red de expendedores de droga que delinquía en el corregimiento de La Boquilla. Ayer, bajo lluvia y bien temprano, esa operación llegó a su fin con la demolición de siete viviendas que presuntamente eran utilizadas para la venta de alucinógenos.

El operativo fue realizado de manera conjunta por la Sijín, Escuadrón Móvil Antidisturbios -Esmad-, Grupo de Operaciones Especiales -Goes- y Policía de Infancia y Adolescencia con el acompañamiento de la Secretaria del Interior, Gerencia de Espacio Público y Movilidad, Alcaldía de la Localidad 2, Comisaría de Familia y Dimar.

Las casas fueron derribadas luego que las autoridades obtuvieran una orden judicial. “En operativos de Ecobloque se hizo una restitución de tierra en la margen derecha de La Boquilla, zona de bajamar; y se recuperaron dos mil metros cuadrados de área. También se derribaron siete viviendas que, según la Policía de Cartagena, eran utilizadas como expendios de drogas”, escribió en su cuenta de twitter el alcalde encargado de Cartagena Pedrito Pereira.

Operación Manglar

El 28 de septiembre de 2018 fueron capturadas en esa zona 12 personas señaladas de ser los expendedores de droga en esos inmuebles. Les decomisaron esa vez 50 dosis de marihuana y 20 dosis de cocaína. Dicha labor fue adelantada en coordinación por la Sijín y miembros de la Fiscalía General de la Nación.

De los retenidos, 10 fueron cobijados con medida intramural en la Cárcel de Ternera y los otros dos con detención domiciliaria.

Esta vez, según la Policía Metropolitana, se procedió a desalojar las viviendas y a demolerlas, aduciendo que los inquilinos “usualmente traficaban con drogas”, lo que fortaleció la solicitud de la Policía al distrito para la demolición.

“Continuaremos la ofensiva contra el tráfico de estupefacientes en la ciudad, con el objetivo de enfrentar a los criminales que afectan a nuestras comunidades, en especial a niños, niñas y adolescentes”, expresó el comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, general Henry Sanabria Cely.

La medida

Según las autoridades, esta medida es el resultado de la aplicación de las facultades que el artículo 202 del Código Nacional de Policía y Convivencia que otorga a los gobernadores y alcaldes para el derribo de inmuebles que afectan la seguridad ciudadana.

“Teniendo en cuenta de que este punto es de baja mar, las normas no permiten que haya presencia de inmuebles que afecten el medio ambiente”, dijo el general Henry Sanabria Cely, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena.