Descartan atraco en asesinato de veterinario en El Bosque

21 de febrero de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

¿Atraco o sicariarto? Bajo esas dos hipótesis se manejan los posibles móviles del asesinato del médico veterinario Bernest Antonio Castro Arrieta, ocurrido a las 8:45 de la noche del miércoles en el consultorio don de laboraba, en el barrio El Bosque.

Aunque no hay certeza de lo que pasó con Castro Arrieta, de 26 años, la Policía apunta las investigaciones a circunstancias diferente al atraco.

“Se descarta que haya sido un robo, pues dentro del negocio, a pesar de que la puerta estaba abierta, los delincuentes no se llevaron nada. Lo único que no encontramos fue el celular del hoy fallecido. La verdad no sabemos quién se lo llevó, pues la escena estaba contaminada. La hipótesis que más fuerza toma es un ataque sicarial, del cual desconocemos las razones”, dice uno de los investigadores de la Policía.

Castro trabajaba desde el pasado 16 de enero en la Clínica Veterinaria Lakma, que está sobre la Diagonal 21 de El Bosque. Ese local tiene apenas cuatro meses de estar en servicio.

Bernest vivía en Ternera, en Parque Heredia, junto a su familia; era oriundo de Cartagena y estudió la carrera en la Universidad de Córdoba.

“El doctor Bernest era muy dedicado a su profesión. Le gustaba esto y la verdad no entiendo qué fue lo que pasó para que lo mataran de la manera en la que lo hicieron”, narró en la mañana de ayer Gregory Montaño, dueño de la veterinaria.

Tres balazos

El miércoles, Bernest llegó a la veterinaria en la noche para hacer su último turno nocturno de la semana. Luego descansaría cuatro días seguidos. Su jefe ultimó detalles con el joven y luego a eso de las 8 de la noche salió hacia su casa.

Aunque comenzó a trabajar hace poco, Castro Arrieta conocía el protocolo de seguridad para trabajos nocturnos: “si la persona no tiene animal o no brinda confianza, no se le abre la puerta. En las noches solo se atienden emergencias”.

Todo transcurrió normal hasta las 8:45 p. m. A esa hora, las cámaras del sector mostraron a las autoridades que un sujeto que iba como parrillero en una moto caminó hasta la entrada de la veterinaria y luego de desenfundar un arma de fuego le disparó en tres ocasiones al médico.

Fueron dos balazos en la cabeza y uno más en el muslo de la pierna izquierda. El veterinario fue llevado a la Clínica de El Bosque, donde a eso de las 2:50 de la madrugada de ayer murió.

Cuando la Policía llegó al sitio, dieron aviso a Gregory Montaño. “Llamaron desde un número desconocido al celular de la clínica y me dijeron ‘vente para la veterinaria que mataron al doctor Bernest y me colgaron’. Yo quedé pasmado, pero luego pensé que era una broma.

“Yo entonces llamé al doctor tres veces y no me contestaron, por eso devolví la llamada al primer número y me dijeron nuevamente que fuera al local que habían matado a Bernest”, explicó Montaño.

Mientras las autoridades adelantaban las indagaciones, Montaño habló con los uniformados y les preguntó qué había sucedido y cuáles eran los móviles, pero oficialmente no hay nada claro aún.

¿Sospechoso?

“Los familiares de Bernest me dijeron que él les había comentado que en la noche anterior llegó un hombre pidiendo el valor de la consulta, pero se fue rabioso porque le pareció costosa. La verdad eso es normal, porque aquí vienen y se van enojados cuando les parece caro. Pero no entiendo por qué el doctor Bernest abrió la puerta anoche -miércoles- si sabía el protocolo”, aseguró Montaño, quien agregó que no sabe por qué mataron a su empleado.

“Ese muchacho era inteligente, tenía ganas de aprender mucho. Solo le faltaba la práctica, la pericia”, afirmó el dueño de la clínica.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS