Sucesos


Detención domiciliaria a taxista por muerte de una pareja en accidente

La Fiscalía informó que avanza en las investigaciones para esclarecer si Martín Anaya Palacio, de 49 años, conducía embriagado.

REDACCIÓN SUCESOS

16 de octubre de 2020 12:00 AM

Homicidio culposo agravado en concurso homogéneo y sucesivo. Por ese delito, un juez de Control de Garantías cobijó con detención domiciliaria al taxista que presuntamente arrolló a una pareja de esposos en moto el pasado lunes festivo a la 1:20 de la madrugada en la Avenida Pedro Romero, en el barrio Olaya Herrera.

La Fiscalía informó que avanza en las investigaciones para esclarecer este hecho y por eso analiza si Martín Anaya Palacio, de 49 años, conducía embriagado. En el accidente fallecieron Rafael Berrío Solar y Belkis Rodríguez Mendoza.

La Fiscalía aseguró que, según el croquis realizado por el Departamento de Tránsito y Transporte (DATT) y las versiones de testigos; al parecer la moto se desplazaba con exceso de velocidad. “Para establecer esos hechos se analizarán los videos respectivos, uno de ellos el obtenido desde el semáforo y el dictamen del Instituto

Nacional de Medicina Legal de la prueba de alcoholemia que se practicó en el lugar”, dice el ente acusador.

Rafael y Belkis iban en una moto Pulsar, de color negro; y fueron arrollados por un taxi, de placas WGL-584. La pareja iba a su casa en esos momentos.

Zunilda Mendoza, madre de Belkis, aseguró que su hija, junto a su yerno, habían ido en la tarde del sábado a su casa, en el barrio Boston, para pasar un rato en familia.

“Nos pusimos hasta bailar y ella no paraba de decirme que siempre iba a estar conmigo. Qué me iba a imaginar yo, que cuando ella se fue como a eso de las 9 de la noche, era que se estaba despidiendo para siempre. Les dije que se fueran para su casa, allá en Olaya”, precisó.

Familiares de Rafael dicen que él tomó la moto de uno de sus hermanos y cuando regresaba a su casa con su mujer por la Pedro Romero, el taxista parece que se metió en su carril y se los llevó por delante.

Belkis Rodríguez Mendoza, de 34 años, era ama de casa y con Rafael tuvo tres hijos. Él acababa de firmar contrato para iniciar labores en el área de mantenimiento de un hotel en El Laguito, pues por razones de la pandemia había quedado sin trabajo en esa misma empresa.