Dormía en su casa, se levantó, salió y lo mataron a cuchillo

07 de mayo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

No sé si fue cosa de la misma muerte o el destino, pero él no salía después de acostarse”.

Esas son las palabras de la madre de un joven que murió tras ser acuchillado en una pierna en medio de una riña en el barrio Simón Bolívar.

Entre lágrimas, y con la mirada en el horizonte, la madre de Isaías Ojeda Gil intentaba comprender ayer, en la morgue de Medicina Legal, qué pasó con su hijo, de 17 años.

“Nosotros no sabemos nada. La información es nula, porque no sabemos nada”, es lo que expresa uno de los parientes del hoy difunto mientras aprieta sus manos en señal de dolor.

Para ellos, la única información que tienen es la que los vecinos del barrio manifiestan, ya que supuestamente fueron ellos los que vieron lo que sucedió en la madrugada del lunes.

Estaba durmiendo

La progenitora, quien no quiso entregar su identidad, narró que la muerte de su hijo estaba predestinada. “Él estaba acostado, dormido, y no sé si fue la misma muerte o el destino, pero él salió y pasó todo”.

Eran las 2:30 de la madrugada del lunes cuando la muerte apareció e hizo su trabajo. Según, las autoridades, el adolescente, quien vivía en el barrio Villa Corelca, se fue caminando con dos conocidos suyos hasta Simón Bolívar, cerca del parque de la virgencita.

Todo parecía tranquilo, pero de un momento a otro, a eso de las 2:45 a. m., todo se tornó violento, pues entre Isaías y los dos que lo acompañaban se desató una fuerte discusión. Dicen testigos que uno de ellos sacó un arma cortopunzante y atacó en el muslo derecho a Ojeda Gil.

El hecho provocó que la multitud corriera a ver lo que había pasado y el escándalo de lo que pasaba llegó a la residencia del adolescente herido, donde su madre salió corriendo a ver lo que había pasado.

Lo que imaginó la mujer, lastimosamente se hizo realidad, pues al llegar al punto donde había ocurrido todo, no encontró nada, solo la mala nueva de que a su hijo lo habían acuchillado en una pierna y lo llevaron a la clínica más cercana.

En la clínica Gestión Salud, en San Fernando, los médicos dictaminaron que la cuchillada había afectado la arteria femoral. “No lo operaron porque los médicos me dijeron que ya nada se podía hacer”, expresó la madre del hoy difunto.

¿Rencillas?

Tras la muerte del menor, residentes de Villa Corelca fueron a la residencia del presunto matón y con piedras y palos destrozaron las puertas de la vivienda, generando caos y pánico entre los habitantes de Simón Bolívar. La Policía hizo presencia y como pudo dispersó a quienes estaban con intenciones de provocar desmanes.

Aunque la madre de la víctima dice que no sabía de amenazas o de algún problema, vecinos se atrevieron a decir que el hecho obedeció a que Isaías tenía un viejo problema con su agresor, apodado ‘el Toyo’.

“Cuando lo llevaban al hospital, mencionó a Toyo”, dicen testigos.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS