Dos capturados por asesinato de registrador auxiliar en Los Alpes

30 de julio de 2020 06:09 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Quince días después de su muerte, la Policía y la Fiscalía lograron en un rápida investigación capturar a los dos sujetos que presuntamente estarían involucrados en el ataque a bala contra el registrador auxiliar Sergio Andrés Díaz Barrios, ocurrido el martes 14 de julio, a las 7 de la mañana, en el barrio Los Alpes.

Las identidades no se conocen de manera oficial porque el procedimiento se realizó apenas esta tarde. Los sujetos están siendo judicializados para ser puestos a disposición de la Fiscalía y ser llevados luego ante un juez de Garantías en audiencias preliminares.

Las autoridades podrían revelar si el asesinato del abogado, de 31 años, habría obedecido a un atraco, como inicialmente se informó, o a un caso relacionado con asuntos personales, como presume la familia.

La familia del abogado ha informado que el robo de su reloj, una cadena y un portafolio que tenía dentro de su carro pudo ser una maniobra para desviar el que sería el verdadero móvil de este homicidio que ha causado conmoción en la ciudad.

Imagen calle de las gaviotas

Unos meses antes de su muerte, Díaz Barrios recibió su diploma de especialista en Derecho Procesal Penal por parte de la Universidad Externado de Colombia y fue llamado a trabajar como registrador auxiliar de Cartagena en la notaría que está en el barrio Ceballos.

El día del crimen, Sergio salió de su vivienda directo a un pequeño parqueadero que está a pocos metros de su casa. Allí tenía estacionado su auto particular. Dice un tío que habló con que alcanzó a entrar al carro y poner las llaves para encenderlo, pero apenas vio a un sujeto que cubría parte de su rostro con un tapaboca y llevaba puesta una gorra, trató de correr. Enseguida se oyeron los balazos.

Las dos balas fueron directo al pecho, y aunque el abogado corrió varios metros, cayó cerca de una reja que restringe el paso hacia esa calle, que parece más bien un “callejón de bolsillo”. Allí, agonizando, el pistolero le quitó sus pertenencias y regresó al carro de la víctima, de donde sustrajo un portafolio. Todo eso ocurrió delante de la mamá del abogado, quien estaba en la puerta despidiendo a su hijo.

“Esto del atraco es algo confuso para nosotros. Más bien parece algo planeado, mi sobrino incluso en su agonía me decía que sabía quien le había mandado a hacer eso. Quizás si él no hace el esfuerzo en levantarse después de recibir los dos balazos, se habría salvado”, dijo el tío del abogado sin ahondar en detalles de esos “asuntos personales” que hace cuatro años perseguían a Sergio Díaz.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS