Sucesos


Dos imprudencias en la vía dejan siete muertos en Bolívar

Entre Marialabaja y la Cruz del Viso, una camioneta chocó contra la baranda de un puente y fallecieron todos sus ocupantes, residentes en Malagana. En Cicuco, una tractomula embistió un carro y mató a dos jóvenes.

EDWIN TORRES PADRÓN

10 de diciembre de 2020 12:00 AM

Salirse de la calzada por un motivo aún no precisado y no guardar la distancia prudente.

Esas son las dos hipótesis que se manejan en torno a los dos accidentes de tránsito que ocurrieron en menos de cuatro horas en carreteras de Bolívar y que dejaron siete muertos y dos heridos. Cinco de las víctimas mortales, entre ellos una pareja de esposos, eran habitantes del corregimiento de Malagana, en Mahates.

En la calle Sagrado Corazón de Jesús de esa población, a un costado de la Troncal de Occidente, hay conmoción. En cada casa se respira tristeza y dolor por las muertes de Carmen Elena Jiménez Teherán, de 38 años, y su esposo Rafael Enrique Rodríguez García, de 37; y de Ulises Blanco Ospino (18), Yulis Arboleda Jiménez (30), y Jickson Martínez Guardo (34).

Todos ellos regresaban a Malagana en una camioneta Mazda, de color blanco y placas FBX-705, por la vía que viene de San Onofre (Sucre) a Cartagena. A las 5:35 de la tarde del martes, según la Policía de Bolívar, el vehículo chocó fuertemente contra un muro del puente que está en el sector conocido como Neivita, entre la Cruz del Viso y Marialabaja.

En el sitio de los hechos murieron tres de los ocupantes de la camioneta, entre ellos el conductor, Jickson Martínez; y en la Clínica Madre Bernarda, en Cartagena, fallecieron horas después las otras dos víctimas.

Para los funcionarios de Criminalística que realizaron la inspección judicial de los cuerpos no está claro aún porque el conductor de la camioneta se salió de la calzada.

¿Estaba tomado?

Wilman Pájaro Martínez es familiar de Jickson Martínez, el dueño y conductor de la camioneta implicada en el accidente. Wilman asegura que Jickson había tomado la noche anterior y estaba amanecido. “Mi tía lo vio un poco mal y le dijo que se fuera a dormir, pero él le contestó que estaba bien. Después se levantó de la silla y se fue enseguida. Todos pensamos que se iba para la casa, pero como que se fue en la camioneta con dos amigos que fue a llevar a Marialabaja. De regreso, cuando venía a Malagana con otro grupo de personas fue que se accidentaron”, relata Wilman.

Ulises ayudaba a Jickson en sus labores y Yulis Arboleda era amiga y vecina también.

El pariente de Jickson dice que este era oriundo de Arjona, pero residía hace años en Malagana, donde tenía un negocio de venta de licor. También conducía una buseta en Cartagena. Wilman cree que Jickson pudo quedarse dormido o esquivó algo y por eso se salió de la vía y chocó fuertemente contra la baranda de concreto de un puente. La camioneta quedó en el barranco del arroyo y con el frente destruido.

Sin guardar distancia

Horas antes del siniestro cerca de Marialabaja, a la 1:20 de la tarde, otro accidente de tránsito cobró la vida de Johamir Prada Montañez, de 23 años; y Juan Sebastián Villamizar Serrano. El hecho ocurrió entre los municipios de Magangué y Cicuco, en el Sur de Bolívar.

Johamir y Juan Sebastián iban con otras dos personas más en una camioneta de marca Hyundai Tucson, de color azul y placas FMG-296. Los ocupantes de ese vehículo y de otra camioneta marca Toyota, de color blanco y placas KDK-132, viajaban en caravana de una playa de Sucre a Barrancabermeja (Santander) cuando se vieron involucrados en un múltiple choque con un tractocamión, de placas THQ-970, de color rojo y de servicio público.

Las informaciones oficiales indican que el accidente ocurrió porque el conductor de una de las camionetas no guardó la distancia prudente. Tal parece que uno de esos vehículos chocó al que iba adelante y por la alta velocidad con que se desplazaba este último el conductor no lo pudo controlar. La camioneta se pasó al otro carril justo en el momento transitaba el tractocamión. Este pesado automotor embistió el carro donde iban Johamir y Juan Sebastián y los chocó contra un muro de acero a un lado de la vía.

La camioneta Hyundai quedó destruida en su totalidad. Los cuerpos de los jóvenes quedaron entre los hierros retorcidos. Los otros dos ocupantes resultaron heridos y son atendidos en el Hospital La Divina Misericordia, en Magangué.

Conmoción
“Muy a nuestro pesar, y oficialmente confirmado, informamos del sensible fallecimiento de este grupo de hermanos malaganeros. Hacemos extensiva nuestras condolencias a nuestras familias. Con el corazón compungido damos los nombres de las víctimas de este accidente. Jickson Martínez, Ulises Blanco, Yuliana Arboleda y los esposos Carmen Jiménez y Rafael García”, publicó en sus redes sociales un habitante de Malagana al confirmar la noticia el martes en la noche.