Dos muertos dejan dos peleas

09 de diciembre de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Era sábado en la noche y faltaban pocas horas para encender las velitas, pero la intolerancia empañó la celebración de dos familias en los barrios La Candelaria y El Pozón. Dos riñas pusieron fin a las vidas de Erick Luis Montes Cantillo y Ariel Ricardo Manotas Silva, de 16 años. El primero murió a manos de un viejo enemigo, mientras que al segundo lo mataron por intentar separar a dos hombres que peleaban.

Erick trabajó todo el día -sábado- en una construcción. Al llegar la noche, entró a su casa a descansar, pero, antes de dormir, una tía le recordó que debía comprar los refrigerios que repartirían en la madrugada de ayer, mientras prendían las velitas.

El muchacho, de 25 años, fue en busca del encargo, pero en el camino -calle 10 de Mayo- se topó con Limitre, un sujeto con el que ya había tenido líos.

“Ese tipo -Limitre- lo increpó. Mientras peleaban le sacó un arma de fuego. Le disparó dos veces, pero no lo hirió. Como no pudo, le pasó el arma a el Yoyi, su hermano, y ese sí le dio los tiros a Erick”, relató un familiar de la víctima, al tiempo que indicó que el problema venía desde hace tres años cuando Erick defendió a un familiar.

La víctima corrió en busca de ayuda, pero una esquina, antes de llegar a su casa, lo esperaba otro sujeto que lo agredió con cuchillo. Erick se desplomó y aunque fue llevado al CAP del barrio, los médicos señalaron que ingresó sin signos vitales.

De igual forma, la suerte de Ariel Manotas Silva, de 16 años, fue la misma de Erick: la muerte. Sin embargo, su caso no está relacionado con enemigos directos ni pleitos propios. El adolescente, dijo su familia, se metió a separar a dos hombres en una pelea y llevó la peor parte. “Fue a las 2:30 de madrugada de hoy -ayer-. Estábamos en frente de la casa -calle principal de El Pozón- departiendo, cuando Ariel se fue hacia la esquina con unos amigos. Tres personas -dos hombres y una mujer- llegaron a discutir con los amigos de mi hijo. Rember, al ver que mi hijo se metió, lo acuchilló”, contó Miriam Silva, mamá de Ariel.

Pero Ariel no fue la única víctima de los hechos en El Pozón. Tres personas más resultaron heridas, una de gravedad. “Álvaro Calvo Mercado es quien está grave. Dos muchachos más están delicados”, manifestó un testigo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS