Dos muertos y seis heridos en balacera por piropo a novia de infante de marina

12 de enero de 2015 08:32 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una fiesta de cumpleaños terminó en tragedia el domingo en la noche en el barrio Carrizal, en el sur de Barranquilla.

El dueño del picó ‘Dinastía’, después de haber sido ordenado dos veces por la policía a guardar su picó, el cual había instalado en la terraza de su residencia, decidió armar el equipo en el interior de su casa para evitar el acoso de los uniformados.

La noche entró y la casa, ubicada en la calle 49 con carrera 2G, se llenó de personas que tomaban licor y bailaban al son de la música.

Uno de los asistentes a la fiesta era John Jairo De la Hoz Jiménez, un infante de marina de quien se supo está de vacaciones. La Armada lo tenía asignado al esquema de seguridad personal del director de la Dian en Barranquilla.

El coronel Ramiro Castrillón, comandante de la Policía Metropolitana, afirmó que De la Hoz estaba acompañado de una mujer y bajo los efectos del alcohol. Fue por eso que cuando un sujeto le lanzó un piropo a la mujer, reaccionó de la siguiente manera. De acuerdo a la versión oficial, sacó un revólver y les disparó a varias personas, matando a dos e hiriendo a seis.

Los fallecidos fueron identificados como Aldair Antonio De Moya Fontalvo, de 20 años, y Luis Fernando De la Cruz Fernández, de 18, quienes recibieron varios impactos de bala. Los seis heridos fueron atendidos en el P.A.S.O. La Alboraya, la Clínica Murillo y la Clínica Campbell.

La Policía no dio muchos detalles de lo ocurrido, solamente afirmó que la intolerancia y el abuso del alcohol fueron las causas del primer doble crimen del año y que el infante de marina acusado del tiroteo se encuentra capturado y con un balazo en una pierna, lo que da a entender que no solo fue él quien disparó sino que en el riña, por lo menos había un arma más.

VERSIONES DISCORDANTES
Varios de los vecinos del lugar de los trágicos eventos coincidieron en que en realidad el infante de marina no se molestó porque le dijeran un piropo a la novia, sino porque lo pisaron.

“El muchacho que lo pisó le pidió disculpas, pero él no las aceptó y se enojó y armó un escándalo. Entonces se fue y la fiesta se acabó. Ya estaban apagando el picó cuando regresó acompañado de otros tipos y comenzó a disparar a la loca. Todavía había bastante gente en la calle. Varios de los heridos estaban sentados en un negocio que está al frente de la casa donde estaba la fiesta”, afirmó uno de los habitantes del sector.

El lugar de los hechos muestra indicias de que hubo un fuerte tiroteo, con más de un arma. Varias casas recibieron impactos de bala en sus fachadas, incluso vehículos que estaban estacionados también fueron agujerados por los proyectiles.

“Ese tipo estaba como loco. Dejó de disparar cuando ya no tenía balas. Yo no sé cómo fue que no lo mataron porque aquí había varios armados”, manifestó una vecina.

Algunos testigos dijeron que fue la novia de De la Hoz quien lo controló. Incluso ella fue quien se quedó con el arma de fuego, la cual entregó a los policías.

El CTI de la Fiscalía y la Sijin investigan quiénes eran las otras personas que estaban armadas, pues es posible que alguno de los heridos, o los muertos, hayan recibido proyectiles disparados desde otras armas y no del revólver del infante de marina. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS