Drama de familia cartagenera por crimen de mujer en Ecuador

18 de octubre de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A Elena Cárdenas Beltrán no le tiembla la voz cuando dice con certeza quien es el presunto responsable de la tragedia que hoy vive una familia cartagenera.

Para ella, el primer sospechoso del asesinato de su hija Diana Carolina Carrillo Cárdenas es su expareja sentimental. A la mujer, de 36 años, la hallaron muerta el pasado 6 de octubre en su casa, en el barrio Nuevo Amanecer del Cantón en Pedernales, Provincia de Manabí, Ecuador.

Según Elena, su hija sostuvo una relación de casi año y medio con Stalin Macías, quien es oriundo de ese país. La mujer dice que Diana habría sido asfixiada, por eso nadie escuchó gritos ni algarabía.

Por una mejor vida

Diana Carolina se fue hace unos dos años para Ecuador. Dice su mamá que la idea de ella era buscar un mejor porvenir en el área laboral. Allá en Pedernales se dedicó a vender dulces en la terminal de transportes. Al poco tiempo conoció a Stalin Macías, con quien inició amoríos.

La progenitora manifestó que Diana quedó embarazada de Stalin, pero abortó ante una supuesta golpiza que le propinó el hombre. “Eso era normal en ellos. Ese tipo la golpeaba muy fuerte a cada rato. Por eso es que ella se separó de él”, expresó ayer Elena con voz calmada en el barrio donde reside en Cartagena, en Flor del Campo, a un costado de La Cordialidad.

Luego de tanto maltrato, Carrillo Cárdenas decidió terminar su relación con el hombre y se fue a vivir sola. Eso fue lo que le comentó a sus parientes a través de redes sociales. Les aseguró que había tomado la decisión de devolverse para Colombia en los próximos días.

“Ese tipo como que se enteró que ella se iba a devolver y por eso me la mató. Es un mal tipo, es un asesino y espero que haya justicia”, expresó Cárdenas Beltrán.

En descomposición

La última vez que supieron de Diana fue el pasado 3 de octubre, cuando ella habló con uno de sus hermanos y le confirmó que se regresaría. Ella supuestamente ya tenía todo listo para volver al país, pero las cosas no se dieron como pensaba.

Entre el 3 y 6 de octubre, las amigas de Diana se extrañaron de no verla en la terminal de transporte, por lo que decidieron ir a su residencia para ver qué le había ocurrido. No habían llegado cuando un fuerte olo putrefacto les hizo pensar lo peor. El temor no les permitió acercarse más, sino que dieron aviso a las autoridades, que al llegar y entrar al cuarto encontraron a Diana tirada en la cama, en estado de descomposición, y con signos de haber sido estrangulada.

“Ese tipo fue el que me mató a mi niña, y por si fuera poco, se le llevó dinero en efectivo, una mercancía que se iba a traer para Cartagena, el celular y los documentos de identidad”, manifiesta Elena Cárdenas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS