Sucesos


Drama familiar por crimen de venezolano en Torices

Mientras sus allegados buscan trasladar el cuerpo a su país natal, sus vecinos y amigos rechazan la libertad de la principal sospechosa de su muerte.

REDACCIÓN SUCESOS

23 de mayo de 2020 12:00 AM

Tragedia y drama. Eso es lo que viven los familiares del venezolano Carlos Alberto Martínez, de 57 años, asesinado el pasado martes en la madrugada en medio de una riña en el barrio Torices, sector Loma del Diamante.

Tras la puesta en libertad de la presunta homicida al considerar el juez que no hubo flagrancia y se cometió un error en el procedimiento judicial, los allegados se encaminan ahora a cómo hacer para trasladar el cuerpo de Martínez a su país en medio de estas circunstancias de emergencia sanitaria por el COVID-19.

Cercanos a la víctima y amigos han rechazado que la supuesta autora del crimen haya quedado en libertad cuando muchos fueron testigos del homicidio, que ocurrió entre la 1 y 3 de la madrugada del martes.

Para todos está claro que la tragedia ocurrió porque él le habría reclamado a su vecina -presunta sospechosa- por el alto volumen de un equipo de sonido. La mujer departía con otras personas en su vivienda. Testigos dicen que la rumba habría comenzado en la noche del lunes y se extendió hasta la madrugada del martes.

A eso de la 1 a. m., Carlos Alberto no aguantó más y decidió ir a donde su vecina para pedirle que bajara el volumen porque intentaba conciliar el sueño. Argumentó debía descansar para ir a trabajar.

Al parecer, a la mujer no le gustó que Martínez llegara a reclamarle y poco después llegó a la pieza donde dormía el venezolano y lo atacó con un cuchillo de cocina. La herida en el tórax fue mortal, pese a que sus amigos lo llevaron de inmediato a la urgencias de la Clínica Torices.

Aunque la Policía reportó la captura de la presunta homicida, las informaciones judiciales indican que se entregó y por eso su arresto no habría sido en flagrancia.

Vecinos dicen que Martínez vivía alquilado en una pieza en el mismo inmueble donde reside la sospechosa de su muerte.

Van 7 venezolanos

Con la muerte de Carlos Alberto Martínez, son siete los venezolanos muertos de manera violenta en Bolívar entre enero y abril de este año.

La última víctima de ese país en un hecho violento en Cartagena fue Omar Alexander Rendón Guerra, acuchillado el pasado 11 de mayo mientras caminaba con quien sería su pareja por el sector Las Américas, del barrio Olaya Herrera. El crimen ocurrió en la madrugada.

Rendón Guerra, de 30 años, era también la primera víctima de un homicidio ocurrido este mes en la ciudad.

Según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, entre enero y abril son 155 hombres y mujeres venezolanos los han muerto en el país.

El reporte revela que Bogotá es la zona donde con muertes violentas, con 38 casos, seguido por Norte de Santander (27), Magdalena (18), Antioquia (15), Valle del Cauca (14), Atlántico (14), Arauca (11), Cauca (8), Santander (5), Tolima (5) y Bolívar (5).

En la Costa colombiana las cifras revelaron que en Magdalena hubo 18 muertes, en las cuales en dos hombres y una mujer fueron ocasionadas por arma blanca; diez hombres murieron por arma de fuego, tres por acciones violentas, uno falleció en una riña y una mujer se suicidó.

En Atlántico tres hombres y una mujer se suicidaron, una más falleció por arma blanca y al menos 10 hombres y una mujer por arma de fuego. En Bolívar hay tres muertos por arma de fuego, uno más por acciones violentas y otro por suicidio.

En el 2019, de enero a diciembre, hubo 516 muertes de venezolanos entre hombres y mujeres en Colombia.