Duelo por crimen de taxista

21 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Para sus colegas y la Policía, fue un atraco. Para los testigos, pudo ser otro caso de sicariato, el número 47 en lo que va del año. Para el gremio, José Isidro Rangel Avendaño es el tercer taxista asesinado este año en Cartagena y la vigésimo octava víctima entre 2002 y 2010. El conductor, de 39 años y oriundo de Aguachica, Cesar, fue asesinado el lunes, a las 9:30 de la noche, en un lavadero de carros en el barrio La Providencia. Rangel esperaba que le limpiaran su vehículo, de placas UAO-128, cuando un individuo le disparó cuatro veces. Uno de los balazos lo recibió en la cabeza y el otro en el antebrazo derecho. Los dos restantes no tuvieron blanco. Quienes estaban cerca dicen que no escucharon las detonaciones por el ruido de una motobomba. Algunos aseguran que el taxista forcejeó con el asesino, otros dicen que el victimario le disparó por la espalda. Rangel Avendaño murió mientras era trasladado a la Clínica Laura Carolina, a menos de dos cuadras del sitio de los hechos. No hay precisión de las características del vehículo en que huyeron los delincuentes. José Rangel Avendaño re-sidía con su familia en el sector de Los Ejecutivos. Estaba separado de su esposa y deja una hija, de 5 años. Allegados le confirmaron a El Universal que era taxista desde hace unos seis años. Antes fue tendero. Félix Barrios García, presidente del Sindicato de Conductores de Taxis de Cartagena –Sincontaxcar, dice que la versión que más se acerca a la realidad deja entrever un robo como motivo del crimen. Según el funcionario, a Rangel no le hallaron su dinero, unos 40 mil pesos, ni su celular personal. Él y sus compañeros presumen que lo balearon al forcejar para no dejarse hurtar. De parte de sus familiares se conoció que no tenía enemigos ni fue amenazado. “Hay inseguridad” A raíz de la muerte de José Isidro Rangel Avendaño, los miembros de Sincontaxcar se declararon en duelo y le pidieron ayer a la Policía y a la Alcaldía una reunión urgente para tratar la inseguridad que enfrentan a diario los taxistas en cualquier sector de la ciudad. Este año, según Barrios García, fueron asesinados dos conductores en hechos aún no claros en los barrios La Reina y Colombiatón. “Otros 32 taxistas han sido víctimas de robos en cualquier punto de la ciudad. El sábado pasado, y como hecho particular, un conductor fue atracado dos veces ese mismo día, en El Líbano y San Francisco. “A la alcaldesa Judith Pi-nedo le vamos a solicitar que escuche nuestros problemas de inseguridad. A la Policía le pediremos medios de comunicación, que reactive la red de apoyo de taxistas, que en el 2002 funcionó bien, y que también aumente los retenes nocturnos”, manifiesta Barrios García.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS