Sucesos


El extraño asesinato de un venezolano en Cartagena

Ronaldo Ruiz Ruiz llegó procedente de su natal Maracaibo hace un año y seis meses.

EDWIN TORRES PADRÓN

13 de agosto de 2020 12:00 AM

Este año, entre enero y mayo, 44 venezolanos murieron en hechos violentos en el departamento de Bolívar, según cifras del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Ronaldo Ruiz Ruiz es la última víctima.

El joven, de 22 años, llegó procedente de su natal Maracaibo hace un año y seis meses. El motivo que lo trajo a este país es similar al de muchos de sus compatriotas: en busca de un mejor futuro.

Aunque no logró de inmediato una estabilidad laboral, supo mantenerse con “marañas” en Cartagena, pero la pandemia del COVID-19 también lo afectó para trabajar y por eso en las últimas semanas barajaba la posibilidad de quedarse en Colombia o regresar con los suyos, como lo han hecho muchos venezolanos desde que el virus se propagó ciudad por ciudad.

La suerte, sin embargo, le sonrió hace apenas 11 días, cuando logró que le dieran un trabajo como celador en un parqueadero en la llamada Variante Cartagena. Parecía que todo iba cambiar para Ruiz Ruiz, pero la muerte se le cruzó de manera inexplicable en su primer día laboral.

¿En atraco?

Tal parece que unos ladrones ingresaron al parqueadero, y al sorprender a quien lo cuidaba, optaron por reducirle con un fuerte golpe en la cabeza. Las primeras versiones indican que al venezolano lo habrían atacado con un mazo.

No conforme con eso, a Rolando lo arrastraron hasta una poza séptica y allí lo lanzaron. El cuerpo del extranjero fue descubierto al amanecer, y como estaba indocumentado, lo ingresaron como NN a la morgue de Medicina Legal. Quienes lo conocían sabían su nombre, pero por protocolos, los peritos forenses necesitaban de la presencia de un familiar de primer grado de consanguinidad para verificar su identidad.

Ese proceso solo se pudo realizar hasta ayer, cuando a Cartagena llegó procedente de Venezuela Elis Ruiz, la mamá de Ronaldo. La mujer fue directamente a la morgue y allí reconoció el cadáver de su hijo.

En diálogo con El Universal, Elis Ruiz dijo que sabe poco de lo que pasó ese día, aunque le han manifestado que la muerte de su hijo fue provocada por ladrones que se metieron al parqueadero de noche para llevarse varias cosas.

La mujer cree que va a sepultar a su hijo en esta ciudad por las condiciones que se vive en el mundo por el COVID-19. Así terminó ese “mejor futuro” que Ronaldo vino a buscar a Cartagena.

De acuerdo con un reporte de Medicina Legal, 247 venezolanos han muerto en Colombia en hechos violentos que ocurrieron entre enero y mayo de este año. De esos casos, 16 han sido por suicidios, 37 en accidentes de tránsito, 35 homicidios con arma blanca, 114 homicidios con arma de fuego, 7 homicidios en riñas y 38 muertes violentas asociadas a otras causas.