Sucesos


El lío amoroso que dejó un muerto y tiene a una pandilla en la cárcel

El asesinato de Luis Carlos Narváez ocurrió el 15 de julio de 2018 en Arjona y tiene presos en la Càrcel de Ternera a más de la mitad de los miembros de ‘los Tronquitos’. La última captura es la de alias ‘Maicol’.

EDWIN TORRES PADRÓN

03 de junio de 2020 12:00 AM

Tener una relación amorosa con una chica del bando rival fue su sentencia de muerte. A medida que el noviazgo avanzaba, las amenazas también aumentaron, tanto así que por redes sociales como Facebook le alcanzaron a decir varias veces a Luis Carlos Narváez Ferreira que “lo iban a cortar”.

La sentencia se cumplió el domingo 15 de julio de 2018 en el barrio La Esperanza, en el municipio de Arjona. Narváez, de 21 años y apodado ‘el Poka’, ingería licor en la terraza de una casa de familiar cuando fue sorprendido por varios miembros de un grupo de jóvenes en riesgo conocido como ‘los Tronquitos’.

Los amigos de ‘el Poka’, miembros de otra pandilla que es identificada como ‘los Cara de Perro’, trataron de ayudarlo, pero un balazo en el pecho y varios machetazos terminaron con la vida de Luis Carlos de manera trágica.

La Policía de Bolívar ha sacado a relucir de nuevo este hecho porque uno de los supuestos responsables de la muerte de ‘el Poka’ fue capturado esta semana en un operativo que realizaron miembros de la Sijín en el barrio 5 de Noviembre. En una vivienda se escondía Maicol Hurtado, mejor conocido como ‘Maicol Makia’.

El asesinato de Luis Carlos Narváez llevó a la Policía de Bolívar a desplegar todos los esfuerzos contra ‘los Tronquitos’, logrando en los últimos meses desarticular casi en un 90 por ciento a ese grupo de jóvenes en riesgo.

“Con esta importante captura seguimos debilitando al grupo de jóvenes en riesgo o pandilla autodenominada ‘los Tronquitos’ de Arjona, puesto que el 90 por ciento de este grupo se encuentra recluido en la Cárcel de Ternera de Cartagena, quedando en nuestro radar el sujeto conocido como ‘Brailon’, a quien ya le estamos siguiendo la pista”, dijo el coronel Tahir Rivera Suescun, comandante de la Policía de Bolívar.

Las investigaciones le permitieron establecer a la Sijín que en el crimen de ‘el Poka’ participaron, además de ‘Maicol Makia’, ‘Braulio’, ‘Gerardito’, ‘el Gaimer’ y ‘el Mello’.

Este último, ‘el Mello’, fue capturado hace dos semanas en el municipio de Villanueva tras ser presuntamente relacionado con el homicidio del comerciante antioqueño Édgar Quintero Suárez, ocurrido a plena luz del día el pasado 12 de mayo en el barrio 5 de Noviembre, de Arjona. El crimen habría sido en medio de un atraco.

Casi mata a un niño

A ‘Maicol Makia’, asegura la Policía de Bolívar, lo aprehendieron con la orden judicial 024 del 29 de noviembre del año 2019, expedida por el Juzgado Promiscuo Municipal de Arjona por el delito de homicidio agravado.

Las autoridades dicen que este sujeto tiene varios antecedentes y también es investigado por un hecho confuso que sucedió el pasado 4 de mayo en el barrio 5 de Noviembre y que dejó gravemente herido a un menor de 13 años.

Ese día, a las 6 de la tarde, y pese a la cuarentena, alias ‘Maicol Makia’ ingería licor con unos amigos en un establecimiento por el campo de La Pezuña, en Arjona. Al sitio llegó un sujeto que al verlo partió una botella de cerveza y le dice a Maicol que lo va a matar.

La Policía detalla que ‘Maicol’ se fue corriendo para la casa de un amigo y recogió un revólver. Al llegar de nuevo al sitio, sacó el arma y le disparó al joven que lo había amenazado con matarlo con un pico de botella. “Este joven se va huyendo y es allí cuando el ‘Maicol’ dispara e impacta al niño de 13 años que jugaba en el campo”, dice la Policía.

El menor fue atendido en el Hospital Local y de allí remitido a una clínica en Cartagena. Su recuperación ya la está cumpliendo en casa.

La Policía de Bolívar también reportó otra captura por homicidios en Arjona. Se trata de Walmir Arzuza Guzmán, conocido como ‘Walmi’, quien es investigado por ser el presunto responsable de la muerte de Soraya del Carmen Romero en septiembre de 2019 y del crimen de Osvaldo Matos, conocido ‘el Conejo’, en agosto de 2019.

La Policía informó en su momento por el crimen de la mujer que ella, además de ser presuntamente consumidora de alucinógenos, también, al parecer, era expendedora.

Las investigaciones apuntan a que ese homicidio pudo ser un caso de ajuste de cuentas.

A Arzuza Guzmán lo aprehendieron en un operativo que la Policía de Bolívar realizó en el municipio de Arjona.