El misterioso fuego que acabó con la vida de una niña en Olaya

03 de abril de 2020 12:00 AM
El misterioso fuego que acabó con la vida de una niña en Olaya
El incendio ocurrió el 10 de febrero de 2019 en una vivienda del sector Rafael Núñez. La niña dormía en su cuarto.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El 10 de febrero de 2019, un incendio se llevó la vida de la pequeña Beilys Sofía Mena Ledesma, de 4 años, mientras dormía en una habitación en su casa, en la calle El Tabú del sector Rafael Núñez, de Olaya Herrera.

Ha pasado más de un año de ese misterioso hecho y aún las investigaciones que en su momento iniciaron las autoridades no avanzan.

El domingo 10 de febrero, a las 10:20 de la noche, ocurrió la tragedia. Ese día, Bleilys estaba en su cuarto con su hermanita Yerainis Mena, de 3 años. Su habitación estaba construida en madera en el patio de la casa de su abuela. Ahí vivía junto a sus padres y hermana.

Las dos niñas habían quedado solas en la casa porque su mamá fue a hacer una diligencia. De repente, Yerainis se levantó llorando de su cama y fue a casa de su abuela, quien al verla en ese estado corrió a cargarla, creyendo que sus lágrimas eran porque su mamá no estaba. Sin embargo, su pensamiento cambió al percibir el fuerte olor a quemado que la llevó al patio. Allí se topó con el fuerte incendio.

Los gritos de auxilio no se hicieron esperar, por lo que vecinos llegaron con baldes de agua para sofocar las llamas.

“Como no sentimos llanto ni gritos, pensamos que Bleilys había salido de la casa”, narró una familiar en su momento.

Todos estaban equivocados, pues cuando las llamas empezaron a menguar, notaron a la niña acostada en el colchón en el que, al parecer, se inició la conflagración.

Un vecino que retó el peligro se metió entre las llamas y sacó a la menor. Luego, la llevaron en una moto al HUC, donde lograron estabilizarla y remitirla a la Casa del Niño. Allí murió a la 1:30 de la tarde del lunes 11 de febrero ante las quemaduras que tenía en el 90 por ciento de su cuerpo.

¿Una coartada?

Los familiares creen aún que todo obedece a algo más oscuro: un posible caso de abuso sexual.

Lisbeth Ledesma y Yasmina Ramírez, madre y tía de la pequeña víctima, creen que todo fue una distracción para encubrir el presunto abuso sexual al que fue sometido Bleilys.

“Creemos que el incendio es una cortina de humo para tapar la violación. Se nos hace extraño que la hermanita menor que estaba con ella (Bleilys) sí logró salvarse porque la abuela la ayudó. Queremos que las autoridades actúen en la investigación y den con los responsables. Esto no puede quedar en la impunidad”, afirmó Ramírez.

Los dolientes aseguraron que sus declaraciones están basadas en la historia clínica que la Casa del Niño les entregó en ese momento, donde se estableció un presunto abuso y maltrato físico hacia la infante.

A pesar de las declaraciones de los dolientes, la Policía Metropolitana de Cartagena manifestó que las investigaciones sí continúan su curso, pero que no han podido dar con los responsables.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS