En Boston: le dieron tres tiros por una cuenta pendiente

04 de junio de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

William Segovia Banquez transitaba por la calle San Martín de Boston, cuando le dieron tres tiros. Uno de sus hijos, el que lleva su mismo nombre, los escuchó mientras se bañaba. Cuando salió a mirar qué había pasado se dio cuenta que las detonaciones que sintió hicieron blanco en el cuerpo de su padre, quien estaba tendido en la mitad de la calle, lleno de sangre. Eran las 6:30 p. m. del sábado.

Llegó sin vida

Las circunstancias en las que William encontró a su padre al asomarse desde el segundo piso de la vivienda no le permitió sino auxiliarlo y, en compañía de otros parientes y vecinos, lo trasladaron al CAP de La Esperanza, donde no pudieron hacer nada por él. Los tiros que le dieron fueron certeros y murió.

Todo, según relató el joven en las afueras de Medicina Legal realizando los trámites para el retiro del cuerpo de su padre, sucedió muy rápido, tanto que ni a quienes conversaban a las afueras de sus casas y jugaban en el estadio de sóftbol, les dio tiempo de refugiarse para proteger sus vidas. La situación los dejó perplejos.

Mientras las personas salían del asombro y el cuerpo de la víctima estaba tendido en el piso, los sujetos que asesinaron a William huyeron en una motocicleta con rumbo desconocido.

En el momento de los hechos, William y sus demás familiares no comprendían  el porqué de esa situación. Sin embargo, después de tanto pensar el hijo de William recordó un problema que él y su padre tuvieron con unos sujetos del barrio.

¿Cuenta pendiente?
William sospecha de un joven con el que tiempo atrás tuvieron una confrontación.

“Hace un año y medio más o menos mi padre empezó a discutir con un señor, de un momento a otro se empezaron a agredir, pero mientras lo hacían una familiar del señor con que peleaba mi padre se metió a apartar. En el intento por acabar la pelea resultó golpeada”, dijo el joven.

“Yo iba llegando en ese momento y cuando me vio me dio un tiro en la pierna. A mi papá en ese entonces le dieron un machetazo en uno de los brazos”, indicó, agregando que desde entonces quedó la rivalidad entre las familias, sin embargo, para evitar problemas William y su padre decidieron colocar un denuncio formal ante la Fiscalía.

“El procedimiento ha sido bastante demorado porque las citaciones de la Fiscalía las mandan para cada dos meses. Hace varios días nos informaron que les enviarían una citación y creemos que le llegó y por rabia sería él quien le habría hecho esto a mi padre”, puntualizó el joven.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS