Sucesos


En tiempo récord esclarecen asesinato de albañil en Nelson Mandela

Juez de Garantías envió a la cárcel de Ternera a los presuntos responsables del crimen de Carmelo Blanco Alcázar, ocurrido el pasado 10 de julio en la noche. A los sujetos casi los linchan.

REDACCIÓN SUCESOS

15 de julio de 2021 12:00 AM

Era un buen muchacho, trabajador y entregado a su familia”. Eso dijeron los familiares de Carmelo Isaac Blanco Alcázar unas horas después de su muerte, mientras reclamaban su cuerpo en la morgue de Medicina Legal, en Zaragocilla.

A Blanco Alcázar, de 25 años y de nacionalidad venezolana, lo atacaron con arma blanca en un hecho confuso que ocurrió en la noche del sábado (10 de julio) en el sector Las Vegas, del barrio Nelson Mandela.

Para sus parientes, el crimen del albañil fue en atraco; para la Policía Metropolitana todo habría sido producto de una riña provocada en un acto de intolerancia.

Lo que si está confirmado es que dos de los presuntos responsables de asesinar a Carmelo han sido enviados a la Cárcel de Ternera, luego que un juez de Control de Garantías acogiera los argumentos de la Fiscalía General de la Nación. Los procesados son José Miguel Díaz Blanco y Chainer Salcedo Acosta.

La investigación del ente acusador indica que los detenidos abordaron a la víctima y la atacaron con arma blanca, causándole la muerte por una herida en el abdomen. “Los hechos, donde también habría participado un adolescente, ocurrieron el sábado 10 de julio en el barrio Nelson Mandela”, señala ese organismo.

La Fiscalía asegura que pudo relacionar a los dos sujetos con el crimen por los testimonios que dieron algunas personas que presenciaron el hecho. “Los presuntos homicidas fueron capturados por uniformados de la Policía Nacional a pocos metros de donde ocurrió el ataque, y luego que familiares de la víctima indicaran el lugar donde se escondían”, precisa el organismo judicial.

José Miguel Díaz Blanco y Chainer Salcedo Acosta casi son linchados por la comunidad ese mismo sábado en la noche. Los dos fueron imputados por el delito de homicidio agravado, el cual no aceptaron.

Tras la presentación de la Fiscal Local Uno, el juez Promiscuo municipal de San Estanislao legalizó la captura e impuso la medida de aseguramiento para los presuntos homicidas en prisión.

“Fue en atraco”

“No le encontraron ni su billetera ni su celular, por eso creemos que fue un hurto. A él lo atacaron porque los tipos creyeron que Carmelo se dirigía a ellos”, dijo una de las hermanas de la víctima.

Blanco Alcázar estaba el sábado en la noche en el sector Las Vegas departiendo con familiares y amigos. A las 10 p. m. subió a la moto de un amigo y juntos fueron a buscar a un compadre. “Él bajó de la moto y dijo ‘ahí vienen’, refiriéndose al otro amigo que esperaban, pero había cinco muchachos que pensaron que era con ellos”, relató la hermana de Carmelo.

Tres de los cinco hombres señalados lo atacaron sin pensarlo. Con arma blanca lo hirieron varias veces en el abdomen. El amigo que lo acompañaba también sufrió lesiones, pero así como estaba logró avisarle a los familiares del joven lo que estaba pasando.

“A mi hermano lo atendieron en un centro asistencial de Nelson Mandela, después lo trasladaron a la clínica Gestión Salud, pero llegó sin signos vitales”, dijo la mujer.

La Policía Metropolitana, dice la hermana de Carmelo, actuó rápido y en la madrugada del domingo logró capturar a los presuntos homicidas. “Con videos de cámaras de seguridad de la zona pudieron ver qué había pasado e ir tras ellos”. Les hallaron las armas que habrían utilizado los hombres en el acto delincuencial, pero del celular y la billetera no hay rastros.

La familia de Carmelo está muy dolida con su pérdida. Vivía en La Sierrita con su esposa e hijas, y laboraba en lo que le saliera: pintura y albañilería.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Están presos

A la cárcel de Ternera también fueron enviados Charles Pereira y Francisco Paternina como presuntos responsables de los delitos de homicidio agravado, hurto calificado y agravado en grado de tentativa, y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego agravado.

Son investigados por la muerte de Nathalie Palacio Pérez, de 21 años, a quien balearon para robarle el celular el pasado 7 de mayo en la puerta de su casa, en San Fernando. Los sujetos, capturados el pasado 5 de julio, no aceptaron los cargos.