Envían a la cárcel a presuntos autores de la masacre en Barranquilla

10 de febrero de 2019 11:14 AM
Envían a la cárcel a presuntos autores de la masacre en Barranquilla
Luis Alberto Castillo Orozco y Bleidis Meza.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Luis Alberto Castillo Orozco y Bleidis Meza, pese a no aceptar las imputaciones, fueron cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario por su presunta participación en el asesinato de Jaime Enrique Herrán, Griselda Acevedo, Betzaida Acevedo y Sandra Ricardo, en hecho ocurrido el 2 de febrero en la finca El Gran Chaparral, ubicada en el barrio Las Terrazas de Barranquilla.

El Juez Penal Promiscuo Municipal de Juan de Acosta, tras escuchar los argumentos de la Fiscalía, procedió a enviar a la cárcel Modelo a Castillo Orozco, mientras al Buen Pastor fue trasladada Bleidis Meza. Ambos negaron su participación en la masacre.

Castillo Orozco desde el mismo día de la captura ha manifestado que ellos no participaron en el cuádruple crimen, que fueron obligados por hombres que estaban encapuchados, quienes fueron los que asesinaron a las cuatro personas.

No obstante, negar su participación, el Juez Penal Promiscuo Municipal de Juan de Acosta, sostuvo para sustentar su decisión que con los elementos materiales que aportó la Fiscalía y la argumentación de los fundamentos que requiere una medida de aseguramiento, consideró que “sobre los imputados hay una inferencia de autoría y participación en el homicidio de cuatro personas, por lo tanto, son un peligro para sociedad porque podrán atentar contra la vida de otros”.

NO ACTUARON SOLOS

Los investigadores que están a cargo del caso saben de la participación de Luis Alberto Castillo Orozco y Bleidis Meza en el asesinato de la tres mujeres y un hombre en el barrio Las Terrazas, pero también que ellos no actuaron solos, por lo que se está en le proceso de recopilar información para dar con los responsables del múltiple crimen.

NARRRÓ LOS HECHOS

Desde el día de la captura Luis Alberto Castillo Orozco, alcanzó a decirle a los medios de comunicación que él no asesinó a esas personas, pero que sí lo obligaron a que primero llamara al señor Jaime Enrique Herrán y luego a que amarrara a las mujeres.

En su relato ante los investigadores del crimen, Castillo Orozco habla de unos vecinos que estarían implicados en los asesinatos, como el de un veterinario, quien fue el que le dijo que llamara al señor Herrán y cuando salió lo encañonaron, pero como la mujer salió detrás, los tipos la encañonaron fue a ella.

En el relato libre que les dio a los investigadores, Luis Alberto manifiesta que cuando el señor vio que le estaban amenazando a la mujer trató de sacar un revólver, “pero él no lo tenía, porque si lo lleva los mata todos. Ellos (los supuestos asesinos) tenían una escopeta”.

Narró que los tipos cuando el señor Herrán opuso resistencia de inmediato lo degollaron. “Yo me acerqué y le decía señor Jaime no se muera... le pegaba por la cara y no respondía”.

Ante los investigadores Castillo Orozco manifestó que las otras dos mujeres se despertaron y entonces uno de ellos le dice que las lleva hacia dentro de la casa. Cuando están dentro, una de ellas le preguntó qué que le había pasado el señor Jaime les dijo que lamentablemente estaba muerto, “ellas se desmayan y entonces las matan”.

Más delante manifestó que uno de los tipos le dice que recoja las cosas y se vayan con los hijos antes de que también lo maten. Indicó que salió a recoger las cosas y cuando estaba en eso, le dan una contra orden: que no recoja nada y se vaya rápido con los pelaos. “Me dijo que me quitara la ropa y me pusiera otra y la sucia la dejara ahí”.

Sostuvo que luego de esto salió y en el camino le dijo a una vecina que se iba porque lo obligaron a salir y que él no tenía nada que ver con nada.

Como los investigadores manejan la tesis de que Luis Alberto y su mujer no actuaron solos, están en el proceso de recopilar información para dar con el paradero de los otros posibles participantes de las muertes de las tres mujeres y un hombre en el barrio Las Terrazas de Barranquilla.

Como re recordará, ese 2 de febrero fueron asesinados Jaime Enrique Herrán, natural de Bogotá; Betsaida del Carmen Acevedo Espinosa, era natural de Caimito, Sucre; Griselda del Carmen Acevedo Espinosa, nacida en Caimito, Sucre, era hermana de Betsaida; y Sandra Milena Ricardo Montes, tenía cédula de Barranquilla, pero también había nacido en Caimito, Sucre.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS