Equivocación en Turbaco y venganza en Olaya Herrera

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

De un crimen dicen que es equivocación, del otro que sería una venganza.

Bajo esas dos hipótesis se encaminan las investigaciones para establecer los móviles de dos asesinatos que ocurren entre la tarde del sábado y la madrugada de ayer en Cartagena y el municipio de Turbaco.

De una de las víctimas se confirma que es de nacionalidad venezolana. Se trata de Rotsen Acuña Paiba. El otro difunto es el turbaquero Manuel Alfredo Puello Avendaño.

“SE EQUIVOCARON”

El homicidio más reciente es el de Puello Avendaño, de 38 años, oriundo y residente en Turbaco, en el sector San Pablo. El hecho sucede a las 3:15 de la madrugada de ayer.

Candelaria Isabel Avendaño, de 60 años y madre de Manuel, no puede creer que el segundo de sus cinco hijos esté muerto. “Ay, él era mi compañero. Ahora quedo sola. Nunca esperé esto de mi hijo. Dios mío”, grita Candelaria en su casa, mientras otros familiares intentan consolarla.

Los dolientes de Manuel aseguran que su muerte responde a un error. Una hermana dice que lo confunden con un atracador y le dan un balazo en la boca, muy cerca de su vivienda.

Preso por error

“Nosotros estábamos tomando en una cantina. Después, Manuel se vino para la casa -en donde vivía con su mamá, en la calle San Pablo- y al rato volvió a salir. Mi hermana se fue detrás de él y caminaron hasta más arriba. Cuando venían de regreso, fue que le dispararon”, relata la hermana.

La mujer agrega que, al parecer, minutos antes, un grupo de hombres atraca a una persona, y el padre de la víctima llama a varios sujetos para defender a su hijo. Esos individuos serían los que le disparan a Manuel.

“Mataron a mi hermano creyendo que él era uno de los que había robado, pero él no hizo nada de eso. Él estaba con mi hermana y de vaina no la mataron a ella también”, agrega la pariente.

Manuel Puello sale de la cárcel hace 10 años. Su hermana recuerda que paga una condena de cuatro años por un crimen que no comete. Al parecer, los documentos de Puello se pierden y él no hace la denuncia a tiempo.

“Cometieron un robo en San José de Chiquito -Turbaco- y dejaron sus papeles por allá. La Policía los encontró y lo metieron preso por eso, pero era inocente”, dice su familia.

En Olaya Herrera

En el sector El Porvenir dicen que Rotsen Acuña Paiba la debía, que estaría vinculado a un crimen que sucedió hace algunos meses en Olaya Herrera.

El sábado, a eso de las 6 de la tarde, su pasado le habría costado la vida. Caminaba por esa zona cuando aparecieron dos sujetos en una moto y el parrillero le dispara a quemarropa, sin mediar palabras. Acuña Paiba, de unos 25 años y con dos tatuajes visibles en el antebrazo derecho y debajo de la oreja izquierda, recibió varios balazos que le causaron la muerte en el acto.

La Policía no reporta capturas por este hecho y dice que investigan si hay relación de este crimen con otro hecho de sangre.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS