Sucesos


“Era el mejor”: habla familia de policía cartagenero muerto en Montecristo

Julio César nació y se crió en el barrio Los Calamares. La comunidad espera su cuerpo para despedirlo como héroe.

ZULEIMA BALAGUERA

13 de mayo de 2022 03:55 PM

Julio César Vecino Agresott disfrutó sus últimos días de vida. El patrullero de la Policía Nacional, nacido en Cartagena, había pedido unos días de permiso la semana pasada, así que estuvo visitando amigos, descansando y compartiendo con su pareja, que reside en Mompox.

Desde hace un tiempo laboraba en Montecristo, sur de Bolívar, pero siempre buscaba la forma de ir a Mompox y volver a Cartagena para visitar a su familia en el barrio Los Calamares.

El miércoles en la tarde, cuando regresaba a Montecristo, la muerte lo alcanzó. El hombre, de 43 años, y padre de dos niños, se transportaba por el Río Cauca en una lancha donde también iban varios soldados.

Cuando pasaban por el sector La Mula fueron emboscados por miembros del Clan del Golfo. Hubo cruce de disparos y un soldado profesional sucreño, de nombre Fernel David Vargas Jiménez, recibió un impacto mortal. Seis soldados más resultaron heridos en el vil ataque.

Julio César estaba de civil y desarmado, así que lo único que pudo hacer para salvar su vida fue lanzarse al agua. Desde ese día no habían noticias de él, hasta la mañana del viernes cuando llamaron a su familia en Los Calamares.

Le puede interesar: Policía cartagenero y soldado sucreño fallecidos en ataque en Montecristo

En su casa

“Eran las 8 de la mañana cuando nos llamaron y nos dijeron que habían encontrado a mi hermano muerto. Él se tiró al Río Cauca y hallaron su cuerpo en Guaranda -Sucre-. No tenemos claro qué pasó, solo que atacaron la lancha en la que iba y él se tiró al agua. A mí me mandaron una foto y allí se ve que le pegaron un tiro en el rostro”, dijo Nelson Vecino, hermano mayor de Julio César, mientras lloraba desconsolado en la puerta de su vivienda, cerca a la popular calle La Lengua.

La casa de los Vecino Agresott se llenó de amigos y familiares que no podían creer lo que pasó. “Mi hermano era el mejor. Era sociable, buen hijo, buen amigo, buen padre. Una persona muy entregada a la comunidad, a la Policía, a los suyos”, dijo Nelson.

Añadió que Julio tenía 16 años en la institución y que durante ese tiempo entregó sus servicios a “las comunidades de Cartagena, El Guamo -Bolívar-; Ipiales y La Esmeralda -Nariño-; San Estanislao de Kostka, Mompox y Montecristo, también en Bolívar”.

Lea también: “Criaré a un excelente ser humano como lo fue su padre”: esposa de Pecci

Nelson dice que “todavía no nos dicen cómo ocurrieron las cosas. Tampoco sabemos dónde lo sepultaremos. Estamos concretando todo eso. Queremos conocer la verdad porque primero nos dijeron que se había ahogado, pero en la foto que me mandaron se ve que le dispararon”.

Cabe anotar que la Policía de Bolívar, en un comunicado oficial dijo que será Medicina Legal quien establezca si el patrullero murió baleado o por inmersión.

Este triste hermano recuerda la última vez que habló con Julio César. “Nosotros charlamos el domingo por teléfono. Él habló con mi mamá, la felicitó por el Día de las Madres y le dijo cosas muy lindas. Nosotros le llamamos la atención porque él estaba paseando por Mompox con su mujer y olvidaba que había un paro armado. Le pedimos que se cuidara”, expresó Nelson, uno de los dos hermanos de la víctima.

El familiar agregó que Julio César era un policía con experiencia. “No era la primera vez que sufría un hostigamiento. Estando en La Esmeralda pasó por cosas muy feas, gracias a Dios siempre salió bien librado porque era muy atento a todo”, expresó el hermano.

La familia está a la espera del traslado del cuerpo a Cartagena para darle cristiana sepultura; sin embargo cabe la posibilidad que sea enterrado en Mompox. En Los Calamares lloran la partida de uno de sus hijos más queridos y esperan despedirlo como héroe.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS