“Esperamos que los envíen a la cárcel”

13 de junio de 2017 12:10 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Para varios familiares de personas que murieron en el desplome del edificio Portales de Blas de Lezo II, la cárcel es la única medida que contemplan pertinente para los tres hombres capturados y procesados por ese hecho.

Así lo indicó Carmen María López Cañate, luego que ayer los abogados defensores de Wilfran Enrique Quiroz Ruiz, Luis David Quiroz Camero y Luis Alfredo Agresor Torres, pidieran a la jueza Novena Penal de Garantías en la audiencia de imposición de medida que los cobijara con una medida no restrictiva de la libertad.

Además, que en caso tal que quiera restringirlos de la libertad, máximo, les diera detención domiciliaria.

Y por Carmen habla su dolor, como le pasa a muchas de las víctimas del desplome. La mujer no solo perdió al hombre que le llevaba el sustento, sino al padre de sus tres hijos y por eso ayer estuvo en la audiencia junto a varios familiares de víctimas. “Han sido días duros. A mi marido lo desnucó una viga en el desplome. Ahora lo único que pedimos es justicia, si no los mandan a la cárcel seguirán haciendo lo mismo”, dijo con rabia la mujer.

Lo que dijo la Fiscalía

Y fue ese mismo argumento el que dio ayer en la audiencia una de las tres fiscales que investigan el caso. Además, la funcionaria reveló que Jair Antonio Montes Hernández, uno de los testigos principales de la Fiscalía y quien reveló que desde el 2012 trabajaba con Wilfran y Luis Agresor en cuatro construcciones, fue amenazado. Serían familiares de Quiroz Ruiz quienes estarían tras el hecho.

“El pasado 10 de junio se presentaron a su casa Juvenal Quiroz y Adrián Quiroz, hijo de Juvenal. Entraron hasta la sala a eso del mediodía y se quedaron quince minutos. Le dijeron a Jair que estaba en grande problemas con ellos y que tenía el agua bien revuelta, y que la Fiscalía tiraba para donde había más plata. Le dijeron que qué mal le habían hecho para que les hiciera eso y lo citaron a la casa de la mamá de los Quiroz a una reunión. Él les dijo que tenía razones de sobra para denunciarlos. Que había sufrido dos accidentes laborales trabajando con ellos y que no le respondieron, que nunca tuvo prestaciones sociales ni ARL y que solo le pagaban $30 mil por el día de trabajo”, indicó la fiscal, refiriéndose al testimonio de Jair.

En la diligencia, que comenzó a las 9:51 de la mañana y terminó a las 7:15 de la noche de ayer, la Fiscalía le imputó cinco delitos a Wilfran: urbanización ilegal en concurso sucesivo, falsedad en documento público, homicidio culposo en concurso sucesivo, estafa y lesiones culposas en concurso sucesivo.

Aceptó un delito

Wilfran aceptó ser responsable del delito de urbanización ilegal, pero no aceptó cargos por los demás delitos. Por ello, se espera que el proceso por urbanización ilegal pase a un juez de Conocimiento y que lo condenen por ello. Ese delito da una pena que va desde los 4 años de prisión en adelante.

Mientras tanto, a Luis David Quiroz, hijo de Wilfran, y a Luis Agresor, maestro de obra del Portales de Blas de Lezo II, la Fiscalía les imputó los delitos urbanización ilegal, falsedad en documento público, homicidio culposo en concurso sucesivo y lesiones culposas en concurso sucesivo. Estos no aceptaron cargos.

Tras la imputación, comenzaron con la audiencia de imposición, que comenzó cuando el reloj marcaba las 11:30 de la mañana. La Fiscalía indicó que era necesario que le dieran medida intramuros a los tres procesados porque representaban un peligro para la sociedad.

Recordó que Wilfran y Agresor estaban tras las construcciones ilegales de los edificios Portal de Caracoles I y II, y Portal de Blas de Lezo I y Portales de Blas de Lezo II, y que asegurarlos con cárcel sería brindarle protección a la comunidad y a las víctimas del desplome. Además, que aseguraba su comparecencia al proceso.

Sin embargo, el abogado de Wilfran indicó que su cliente siempre ha estado dispuesto a colaborar con la justicia y que no huyó. Así mismo, la Fiscalía señaló que algunas personas entrevistadas dijeron que reconocían a Luis David como arquitecto de la obra y quien daba órdenes de cómo se debía construir en el Portales d Blas de Lezo II, junto a Luis Agresor. Respecto a esto, la abogada del joven señaló que los testigos no relacionaban puntualmente a qué labores se dedicaba en la obra y que no tenía que ver con la valla que colgaron en la entrada del edificio, en donde se daban algunas especificaciones de la construcción. Dicha valla es el elemento que utiliza la Fiscalía para argumentar el delito de falsedad en documento público.

Los defensores de los tres procesados indicaron a la juez que la valla no debía tenerse en cuenta como documento público y que esta no era mas que un aviso a la comunidad para indicar que allí había una construcción. La Fiscalía pidió la imposición de medida por los delitos de urbanización ilegal y falsedad en documento público, teniendo en cuenta que los otros dos, por ser culposos, no dan penas que implican cárcel.

A la jueza del caso le fueron entregados varios documentos que analizará hoy en la mañana, igual que los argumentos presentados por las partes. Hoy, a las 2 de la tarde, continuará la audiencia de imposición de medida en la sala 3 del antiguo edificio de Telecartagena. Solo se espera que la juez indique qué medidas les impondrá a los tres procesados.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS