Estudiante persigue a otro hasta cortarle dos dedos

25 de marzo de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La persecución terminó dentro de un colegio y delante de estudiantes y profesores. Cegado por la furia, según testigos, un adolescente, de 16 años, le cercenó con una “champeta” –cuchillo grande- dos dedos de una mano a otro menor, de 17, y también le causó una grave herida en el rostro. La brutal agresión interrumpió las clases en el Colegio de Bachillerato de Bolívar (Codebol), en Pie de la Popa. Las directivas de esa institución aseguran que la pelea comenzó en el Colegio Fernando de Aragón, que está del otro lado de la calle. Allí estudian los dos jóvenes que ayer, a las 9 de la mañana, protagonizaron la riña que alteró la tranquilidad en ese sector y que, incluso, es investigada por la Policía y la Secretaría de Educación Distrital. Tan violenta fue la agresión, afirma un directivo de Codebol, que los dedos de la víctima quedaron en el salón de clases. En el techo fue hallada la machetilla. “Entraron atropelladamente a Codebol. El muchacho agresor entró en razón luego de que una de las alumnas se armara de valor y le gritara que se fijara muy bien en lo que estaba haciendo”, cuenta José Luis Sierra, auxiliar administrativo y dueño de Codebol. Sierra manifiesta que cuando el menor se mostró consciente de lo que había provocado, trató de darse a la fuga. La coordinadora de esa institución llamó de inmediato a la Policía. “Recuerdo que tiró el machete lleno de sangre al techo y empezó a correr. Unos policías, sin embargo, impidieron que escapara”, anota el funcionario de Codebol. El adolescente herido fue trasladado a la Clínica Cartagena del Mar, donde de inmediato lo sometieron a una delicada intervención quirúrgica. Pelea cazada La abogada del presunto agresor dice que éste actuó en defensa propia, asegurando que su compañero de clases lo había sentenciado para finalizar la pelea que tenían cazada desde la semana pasada. El jueves anterior, cuenta su apoderada, el menor fue herido en el rostro con un pico de botella por el hoy lesionado, quien ese día estaba acompañado de otros dos estudiantes. La discusión, asegura la defensora, se originó por la envidia que supuestamente sentía el joven hacia el menor porque éste último reside en Nuevo Bosque y él en República de Chile. La abogada dice que el adolescente, luego de los hechos, se entregó voluntariamente a la Policía. Ayer en la tarde era escuchado por un funcionario judicial de la Fiscalía. La defensora criticó las fallas del colegio Fernando de Aragón, por no tomar los controles necesarios para evitar el ingreso de armas a una institución educativa. “Pelea fue en la calle” Fernando Ardila y Henry Corredor, representantes del colegio Fernando de Aragón, dicen que la pelea entre los estudiantes comenzó en la calle. Según ellos, los dos menores se encontraron en una esquina y allí fue donde se trenzaron en la gresca con los resultados conocidos. Corroboran lo dicho por la abogada del presunto agresor, aunque precisan que el primer altercado no ocurrió la semana pasada, sino hace 15 días. “El día en que golpearon al hoy señalado presunto agresor citamos a su acudiente y hablamos con él, pidiéndole explicaciones para que delatara a su victimario. Sin embargo, él se rehuso y no volvió a clases, razón por la que no pudimos concluir nuestra labor pedagógica”, expresó Fernando Ardila en diálogo con El Universal. Sobre el control a los estudiantes, los funcionarios dicen que diariamente hacen requisas para evitar que los alumnos ingresen con armas u otros objetos cortopunzantes o contundentes. “Lo esperó” Julio Alandete, secretario de Educación Distrital, reprochó lo que ocurrió ayer en una institución educativa privada, asegurando que serán las directivas de ese plantel las que se encargarán de tomar las medidas pertinentes. Según el funcionario, la información que llegó a su despacho indica que el presunto agresor, quien tenía 15 días, aproximadamente, de no ir al colegio, esperó ayer en la mañana a que la víctima se asomara en la puerta de la institución para atacarla. “Esto es reprochable desde todo punto. El lesionado está hospitalizado y su estado es bastante delicado. Exhortamos a que sean los padres a que dialoguen con sus hijos para que situaciones como éstas no sigan presentándose”, manifiesta Alandete.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS