Sucesos


Familia de hombre asesinado en Los Campanos dice que no tenía amenazas

Una versión da cuenta que Jeison Coronado Ruiz se habría estado tomando unas cervezas cuando fue sorprendido por la espalda. Los sicarios huyeron en moto.

SAMUEL ÁLVAREZ BELEÑO

11 de abril de 2021 03:49 PM

Vecinos de la carrera 101B con calle 39, del barrio San José de Los Campanos, dijeron haber escuchado cuatro disparos. De inmediato, quienes estaban en las terrazas de sus casas buscaban refugiarse. Una vez pudieron salir para ver qué era lo que había sucedido se dieron cuenta del cuerpo de un hombre sobre la calle y rodeado de sangre.

Promediaban las 9:30 de la noche de ayer sábado cuando ocurrió este hecho sicarial, cuyas razones aún son desconocidas por las autoridades de Policía. La víctima fue identificada como Jeison Fernando Coronado Ruiz, oriundo de Apartadó (Antioquia) y, según sus familiares tenía 31 años. Se dedicaba a oficios varios.

“Yo siempre salgo tarde del trabajo y él siempre me esperaba en la casa. Por lo general una vez yo llegaba, él salía un rato para hablar con sus amigos por ahí cerca”, relata la mujer del fallecido, Danis Contreras, quien estaba esta mañana en Medicina Legal.

También explicó que ayer que llegó a su casa, en San José de Los Campanos, no lo encontró y, según le informaron, solo tenía como 15 minutos de haber salido.

“Yo llegué, y al poco tiempo me dicen que lo habían herido. Salí corriendo y lo encontré tirado en la calle ensangrentado, le alcancé a ver una herida que tenía en el pecho”, precisó la mujer.

¿Qué le pasó?

Sobre los hechos, Danis Contreras aseguró desconocer a qué pudo haber ocurrido. “Él me contaba todo. La verdad es que nunca lo noté preocupado por nada, ni tampoco le conocí que tuviera problemas con alguien” manifestó.

Señaló que lo que le dicen es que su esposo se estaba tomando una cervezas relativamente cerca de su casa, ahí mismo en San José de Los Campanos, cuando de repente aparecieron los tipos y uno de ellos le disparó por la espalda.

Vecinos señalaron que lo vieron corriendo, y tras recibir los balazos, cayó al piso. Los sicarios se dieron a la fuga en una moto.

Su compañera destacó que era un buen hombre y vivía por sus hijos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS