"Fui víctima de un falso positivo": italiano Giorgio Brichetti

23 de abril de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Inocente. Así declaró la justicia al empresario italiano Giorgio Brichetti, tras ser procesado por el delito de trata de personas. El hombre, de 71 años, quedó en libertad en diciembre del año pasado luego de permanecer más de un mes encerrado en la Cárcel de Ternera. La dura situación que dice haber afrontado empezó el 8 de septiembre del 2015, cuando lo capturaron en el edificio en el que vive, en Bocagrande.

Lo señalaban de proponerle a dos niñas llevarlas a Italia. Sin embargo, se demostró que esto no fue así y el mismo empresario quiso explicar cómo fueron los hechos.

“Yo caminaba cerca de mi apartamento cuando me encontré con dos niñas con uniforme de colegio que me pidieron dinero porque decían que se habían ido de su casa. Me aseguraron que eran hermanas y que su mamá las maltrataba y que por eso no iban a regresar, y que si era el caso de dormir en la playa, lo iban a hacer. Yo les dije que no les iba a dar plata, que si querían les daba comida y las llevé a mi apartamento. Les presté mi celular para que llamaran a su mamá, y ellas hicieron la llamada”, relata Giorgio.

Sin embargo, en el transcurso de la investigación se demostró que las niñas llamaron, pero a una amiga, a quien le dieron la dirección del apartamento donde estaban. Dicha amiga estaba con la madre de una de las menores (ambas de 14 años), que escuchó por alta voz lo que la menor decía.

“Yo las dejé en el apartamento y me fui de inmediato, y antes le dije a una amiga que estaba allí que les diera comida y que si la mamá no llegaba, que les diera 50 mil pesos para que tuvieran con qué irse. Al rato me llamó mi amiga y me dijo que fuera al apartamento porque allá había llegado la mamá de las niñas con la Policía.

Llegué, policías me pidieron que los acompañara a una estación cercana y allá me capturaron sin decirme por qué. Decían que quería llevar a las niñas a Italia y que les había preguntado cosas indecentes, cuando nada de eso fue así”, explicó el empresario, quien vive en Cartagena desde hace más de cuatro años.

El hombre fue dejado a disposición de la Fiscalía y luego le realizaron una audiencia ante un juez de Garantías, que empezó el 9 de septiembre y terminó cuatro días después. La Fiscal 33 URI pidió que le imputaran el delito de trata de personas y el Juez Octavo Penal Municipal de Garantías lo avaló, dándole luego medida de detención intramural a Brichetti. Al italiano lo enviaron a la Cárcel de Ternera, pero el 6 de noviembre quedó libre luego que su defensa apelara la decisión.

El 6 de diciembre de 2015 la investigación en su contra precluyó por petición de otra fiscal que asumió el caso y del Ministerio Público. “Lo pidieron porque revisaron bien el proceso y encontraron que no había ninguna prueba en contra de Giorgio. La primera fiscal no estudió de manera límpida las pruebas y no le dio las garantías a Giorgio, que es un empresario que jamás había tenido líos con la justicia. Se le atropelló su dignidad. Se armaron conjeturas prejuiciosas solo por el hecho de que se trataba de un extranjero”, indicó María Josefina Osorio, abogada del extranjero.

El mismo Giorgio dijo que tras demostrar su inocencia, hará una demanda administrativa contra la Nación para que esta a su vez asuma las investigaciones contra los funcionarios que tienen culpa en las ligerezas y falta de garantías en su contra. “No lo hago por interés, sino por principios. Lo que hicieron conmigo fue un falso positivo, pero demostré mi inocencia”, concluyó el italiano.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS