Habría mandado a matar a taxista porque enamoraba a su hija

18 de febrero de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Parece de no creer, pero la historia de balas, sangre y muerte que ocurrió en el barrio El Pozón en marzo del año pasado, podría ser el resultado de los celos de un padre cuya historia estaría relacionada con una peligrosa banda criminal: Clan del Golfo.

La víctima de esta peculiar historia macabra fue el taxista Ronald Eduardo Yanes Orozco, quien apenas tenía 20 años cuando una sola bala en su cabeza acabó con todos sus sueños. El proyectil también le quitó a su hijo la oportunidad de crecer con el calor de su padre.

Las arduas indagaciones de efectivos de la Sijín de la Policía Metropolitana de Cartagena dejan ver que quien estaría tras el asesinato de este hombre sería Nelson Enrique Villa Benavides, más conocido por el alias de el Piti.

Este fue capturado hace pocos días en medio de un operativo de la Sijín, coordinado por el Fiscal Seccional 34, en el barrio El Pozón. Ahora está en la Cárcel de Ternera, pues un juez consideró válidos los argumentos de la Fiscalía y lo aseguró con medida intramural.

Lo acusó con el jefe

Ronald Eduardo Yanes residía en el sector La Estrella del barrio El Pozón. Era taxista y los suyos aseguraron en su momento que vivía solo y que nunca les había comentado de problemas.

El “pecado” que habría cometido, sería haber cortejado a una joven, hija de el Piti. “A el Piti no le gustó que le enamoraran a la hija, eso le molestó mucho”, indicó un miembro de la Sijín que participó en la investigación.

Lo delicado es que las indagaciones de la Sijín indican que el Piti sería miembro de una estructura grande del Clan del Golfo que delinquía en distintos sectores de la ciudad, entre esos El Pozón.

El investigador de la Sijín señaló que los celos habrían llevado a el Piti a comunicarse con el presunto jefe de la banda en esa zona. Se trata de alias Jeison, a quien el Piti le habría pedido que matara a Ronald, solo porque este último estaba enamorando a su hija.

Ronald residía en el sector La Estrella del barrio El Pozón y era taxista.

Sus allegados no le conocían problemas. Por eso les extrañó lo que pasó el 31 de marzo del año pasado. Ese día, Ronald estaba en la terraza de su casa limpiando su moto.

Charlaba con un amigo y todo indica que le estaban haciendo la cacería. Apenas su amigo entró a la casa y lo dejó solo, dos sicarios en una moto aparecieron. Según las indagaciones, estos serían de la estructura del Clan del Golfo que afectaba a esa zona.

Apenas lo tuvieron cerca, el parrillero desenfundó un arma de fuego y le dio varios balazos. El agresor huyó con su compinche y al herido lo llevaron a un centro médico, pero murió horas después.

Miembros de la Sijín empezaron con las indagaciones y fue así como relacionaron a la estructura del Clan del Golfo con el asesinato del taxista. A esta banda le venían haciendo seguimiento desde hace algunos meses. Fue así como detectaron la presunta relación de el Piti con el homicidio.

“Recolectamos mucha información en la investigación, que nos permite decir esto. Contamos con las declaraciones de un testigo protegido, que desde un principio se relacionó con la banda criminal y pudo entregarnos información importante para nosotros poder hacer todas las indagaciones respectivas. También dio entrevista por el caso de alias el Piti”, indicó el mismo miembro de la Sijín.

Poco a poco los investigadores fueron reuniendo información de la estructura del Clan del Golfo que delinquía en la ciudad, al frente de la cual estaba, presuntamente, alias el Profe.

Fue así como en noviembre pasado se hizo una operación coordinada entre la Sijín de la Policía Metropolitana de Cartagena, la Fiscalía Seccional Bolívar y la Armada. En distintos puntos de la ciudad atraparon a 23 presuntos miembros de la banda criminal, que estaría tras unos 17 asesinatos, algunos de ellos relacionados con líos de droga. Entre los capturados estuvo el Profe, quien cayó en una acción que se extendió hasta Antioquia.

Sin embargo, quedaron algunas capturas pendientes. Una de esas fue la de alias el Piti, quien cayó la semana pasada en un operativo en El Pozón. “Desde noviembre le estábamos siguiendo el rastro, pero se movía mucho y no lo habíamos podido coger. Cambiaba de casas, luego se fue de El Pozón y estuvo por los lados de Marialabaja. A principios de este año regresó a El Pozón. Gracias a la información de una fuente, pudimos ubicarlo y capturarlo. Nos le metimos de madrugada a la casa en la que se escondía, y lo sorprendimos mientras dormía. Así lo capturamos, no opuso resistencia”, indicó el mismo funcionario de la Sijín.

Tras ser capturado, este hombre fue presentado en audiencia ante un juez de Garantías, siendo asegurado con cárcel por concierto para delinquir y homicidio agravado.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS