Sucesos


Hay incertidumbre en 2 familias cartageneras por hombres desaparecidos

Edwin Pereira salió de su casa en El Pozón y desde entonces no lo han vuelto a ver. Ángel Vásquez tenía que llegar a Cartagena hace 16 días y aún no aparece.

REDACCIÓN SUCESOS

17 de julio de 2021 04:54 PM

“Vivo o muerto, pero te voy a encontrar”. Esas son las palabras de la hermana de Edwin Santander Pereira Flores, el hombre que desapareció en El Pozón, el pasado 10 de julio en la noche.

Desde ese día, sus familiares viven angustiados y caminan por la ciudad con la incertidumbre de no saber dónde ni cómo está Edwin.

“Mi hermano vive en El Pozón con su mamá, pero pasa la mayor parte del tiempo en la calle y en las drogas”, dijo la mujer. “Ella (la mamá del hombre) dice que él estuvo el sábado en la casa y desde que se fue en la noche no lo vieron más”.

La hermana del hombre, de 33 años, dice que han escuchado varias versiones de las condiciones en las que estaría, pero ninguna ha sido confirmada. Ella y sus demás familiares han ido a Medicina Legal, a clínicas y sectores concurridos por Edwin, pero no han contado con suerte. El paradero de su hermano aún es un misterio.

Ahora están a la espera de que identifiquen al hombre encontrado muerto en Chambacú, en la mañana del 15 de julio, pues por las características de cómo vestía podría tratarse de Pereira Flores. Si usted lo ha visto o sabe dónde está puede comunicarse al número 310 527 0625.

Desde hace 16 días

El caso de la desaparición de Edwin no es el único que angustia a familias en la ciudad. En el barrio Antonio José de Sucre hay incertidumbre porque desde hace 16 días los familiares de Ángel Gabriel Vásquez López no saben nada de él.

“Mi hijo salió de Bogotá el 28 de junio. Venía hacia Cartagena en ‘mula’, pues no teníamos dinero para el pasaje”, explicó Nedis López, quien dijo, en ese momento tenía covid, por lo que Ángel insistió en volver como fuera posible.

La mujer contó que a diario hablaba con su hijo, quien tenía cuatro años viviendo en la capital del país, donde trabajaba como vigilante. “La última vez que hablamos fue el 1 de julio a las 11 de la mañana, me dijo que el 3 de julio ya estaba aquí”.

Llegó el esperado día y no hubo noticias de él. Pasó el domingo, el lunes y toda la semana y el hombre no se reportaba ni aparecía en casa. “Él me había dicho que no me preocupara si no contestaba, pues se le estaba descargando el celular y no tenía dónde cargarlo. Pero luego pasó tanto tiempo y nada que llegaba”, recordó.

“Ya pusimos la denuncia de su desaparición en la Fiscalía, pero aún no sabemos dónde está. Él salió ese día con un suéter blanco y chaqueta roja”, dijo la mujer, quien dispuso su número 310 660 6123 para que quien sepa algo se comunique.

“Hemos recibido llamadas, pero ninguna positiva. El viernes me estafaron. Dijeron que lo tenían secuestrado y que se lo iban a llevar para la guerrilla. Pagué 250 mil pesos”. Nedis, sin embargo, mantiene la fe que su hijo, de 25 años, pronto aparecerá.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

  NOTICIAS RECOMENDADAS