Sucesos


Hermana de ‘Otoniel’ es requerida en extradición por Estados Unidos

Nini Johana Úsuga David, alias ‘la Negra’, cayó en un operativo de la Policía Nacional con apoyo de la DEA.

REDACCIÓN SUCESOS

19 de marzo de 2021 12:00 AM

Nini Johana Úsuga David, alias ‘la Negra’ y hermana del máximo cabecilla del Clan del Golfo, ‘Otoniel’, cayó en un operativo de la Policía Nacional, con apoyo de la DEA, en el municipio de Sabaneta (Antioquia).

La información la confirmó ayer en Cartagena el director general de la Policía, mayor general Jorge Luis Vargas Valencia.

El nombre de la mujer, según el oficial, figura en circular roja y es requerida en extradición por la Corte del Distrito Sur de la Florida (Estados Unidos), por narcotráfico. Las investigaciones indican que era la encargada de manejar las finanzas ilícitas producto del narcotráfico, incluso a través del lavado de activos.

“Por su vínculo de sangre era una de las integrantes de la agrupación criminal más cercanas a ‘Otoniel’ y de su mayor confianza”, señala esa institución.

Capturada en 2013

Nini Johana Úsuga había sido capturada en 2013 en una finca cerca de Medellín con 23.000 millones de pesos en su poder, justamente por su relación con las rentas ilegales de la agrupación criminal en cabeza de su hermano, ‘Otoniel’. Este dinero iba a ser utilizado en ese entonces para la compra de salones de belleza, gimnasios, centros de estética en Antioquia.

Tras fugarse de prisión, en Medellín, luego de falsificar unos documentos, fue puesta de nuevo a disposición de la justicia en 2014, cuando fue condenada por concierto para delinquir, porte ilegal de armas de fuego, fuga de presos, falsedad en documento público y fraude procesal. En diciembre pasado recobró la libertad.

“Este es un mensaje claro a ‘Otoniel’: no solo las autoridades de Colombia sino también las internacionales están en su búsqueda. La Campaña Militar y Policial ‘Agamenón’ se ha fortalecido en la zona de Urabá”, sostuvo el general Vargas Valencia.

Por ‘Otoniel’, el gobierno de Colombia ofrece una recompensa de hasta 3.000 millones de pesos, mientras que Estados Unidos ofrece 5 millones de dólares.