Sucesos


Hermana y vecino, los autores de amenazas contra líderes de El Salado

Las investigaciones de la Policía y la Fiscalía indican que las intimidaciones no fueron obra de las ‘Águilas Negras’ ni de otro grupo armado ilegal.

EDWIN TORRES PADRÓN

13 de marzo de 2021 12:00 AM

Las amenazas contra siete líderes sociales del corregimiento de El Salado (El Carmen de Bolívar) a principios año no fueron obra de las ‘Águilas Negras’ ni de otro grupo armado ilegal en la región de los Montes de María.

Los mensajes de textos intimidatorios por celular y los panfletos que aparecieron en ese poblado justo tres días antes de cumplirse el vigésimo primer aniversario de la masacre de 60 campesinos, fueron enviados por la hermana y un vecino de los defensores de derechos humanos amenazados.

“No tienen derecho a abrir la boca. El Salado es una tierra donde la gente cree que jamás un grupo paramilitar entrará a masacrarlos nuevamente (...) El día que menos piensen entramos y todos los marcados se morirán o simplemente acabamos con ustedes si no abandonan el territorio”.

Ese fue uno de los mensajes de texto que comenzaron a llegar a una de las lideresas y a su núcleo familiar el 15 de enero de este año. El temor que les pasara algo hizo salir de El Salado a cinco de esos líderes.

Tras dos meses de investigaciones, entrevistas, declaraciones juradas, búsquedas selectivas en base de datos y 11 líneas interceptadas, la Policía y la Fiscalía 9 Especializada de Cartagena, con apoyo de la Fiscalía 219 Especializada en delitos contra los Derechos Humanos, comprobaron que los mensajes compartidos vía celular salieron de líneas telefónicas y equipos usados por esas dos personas, y se originaron desde el mismo corregimiento.

“Asimismo se estableció que los panfletos con logos y alusiones a un supuesto grupo armado denominado ‘Águilas Negras’ habrían sido impresos en la casa de uno de los indiciados. Es tremendamente lamentable que los dos capturados aparezcan como supuestas víctimas de las amenazas. Eso es un engaño al país y a las instituciones”, agregó el fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado.

La investigación

Las amenazas por WhatsApp a los líderes se dieron por varios días, entre el 15 de enero y el 6 de febrero. El 18 de enero, la comunidad de El Salado se encontró con panfletos amenazantes frente al colegio Barrio Abajo, en el sector del mismo nombre.

Ese mismo día, un grupo de lideresas de la subregión de los Montes de María aseguraron haber recibido amenazas mientras realizaban un plantón en favor de El Salado frente a la sede de la Gobernación de Bolívar, en El Carmen.

Luego de las investigaciones que le permitieron a la Policía y la Fiscalía analizar los números implicados de donde provenían las amenazas, interceptaron once líneas. Así pudieron determinar las características del celular que usaron para intimidar a los habitantes de El Salado. También establecieron quien lo utilizó: una hermana de una de las representantes de la Asociación de Mujeres Sembrando Vida.

De la misma manera llegaron a la persona que realizó amenazas por otro celular el primero de febrero y quien figuraba ante las autoridades como una de las supuestas víctimas de esas intimidaciones. Este último es conocido como alias ‘38’.

Con esas pruebas se ordenaron las dos capturas que la Policía y la Fiscalía materializaron esta semana.

Los delitos

Los detenidos, según la Fiscalía General de la Nación, serán presentados ante un juez de Control de Garantías de Cartagena. Una fiscal de la Dirección Especializada contra los Derechos Humanos les imputará los delitos de amenazas contra defensores de derechos humanos, amenazas, desplazamiento forzado y terrorismo.

A ambos les decomisaron equipos celulares, tarjetas SIM, una impresora y otros elementos de prueba.